Oriana Marzoli se ha convertido en una estrella televisiva tras su paso por diferentes programas y realities de Telecinco. Ahora podemos ver a la joven, de 29 años, comentando Supervivientes y narrando su vida en el canal digital Mtmad, de Mediaset.

Ahí ha sido donde Oriana ha contado cómo ha ido su última operación de pecho. La rubia ha vuelto a pasar por quirófano para sustituirse las prótesis mamarias. En concreto, se ha quitado las que tenía, que iban por debajo de la piel, y se ha puesto otras más grandes, esta vez por debajo del músculo, lo que hace el pecho mucho más natural pero el proceso de recuperación es más doloroso.

Oriana Marzoli confiesa cómo le ha quedado el pecho tras su nueva operación de aumento

La propia Oriana ha confesado cómo le ha ido en este nuevo retoque: "Aún no puedo levantar los brazos. Me duele un poquito, pero no sabéis el avance que llevo... Quiero enseñaros lo que ha sido el antes, el durante y el postoperatorio de la operación. Aunque la chica que me grababa lo ha filmado todo, no he incluido los vídeos fuertes porque hay cosas que tienen que quedar en la intimidad y no quiero asustar a nadie", ha empezado diciendo.

Tras despertarse de la intervención, Oriana se grabó en su habitación del hospital, aún convaleciente. "No me puedo poner ni siquiera recta para comer. Me duele todo, la espalda muchísimo, porque no he estado operada por debajo por delante del músculo. Tendré este dolor dos días más y ya después, a partir del tercero, no me va a doler casi", decía.

Llegó el tercer día y se recuperó, aunque no del todo, ya que sigue teniendo dolores. Aunque el proceso de recuperación es lento, Oriana ha querido animar a aquellas mujeres que estén pensando en pasar por boxes: "No quiero asustar a nadie. En el hospital estuve muy bien. La operación duró cuatro horas, me pusieron anestesia general y no me enteré de nada. Cuando desperté iba con un colocón, como borracha".

La también 'influencer' ha querido aclarar por qué llevaba drenajes tras la operación, ya que ha sido muy criticada por esto, tanto ella como el equipo médico que la atendió: mucha gente decía que tras esas operaciones no había que drenar. Oriana ha explicado que sí, ya que es importante que no se acumule líquido en el pecho: "Mi operación ha sido mucho más compleja que un simple cambio de prótesis, básicamente por la ubicación de ellas, es decir, no es lo mismo cambiar una prótesis por un simple aumento ya teniendo la anterior por debajo del músculo, que tenerla por delante, sacarla, limpiar los tejidos (que es lo que supura y por eso me pusieron los drenajes), y luego abrir por debajo del músculo y colocar las nuevas prótesis. Si no llevase los drenajes, el pecho se me llenaría de líquidos y tendría que asistir a una nueva intervención para sacarlos".

Oriana Marzoli

Asidua a las operaciones

Además del pecho, Oriana tiene encima varias operaciones y retoques, como de pecho, pómulos y labios. Aquí vemos cómo era antes:

Oriana Marzoli antes y después
Oriana Marzoli antes de las operaciones

En cuanto a sus nuevas mamas, aún tendremos que esperar para ver el resultado. No obstante, Oriana, de momento, está muy contenta, ya que sus nuevos pechos van a tener más volumen: "Nunca he querido unas tetas naturales", ha sentenciado. Esperemos que se recupere pronto.