Alberto Lardiésvozpopuli autores
Alberto Lardiés

HACIENDO ZAPPING

'Mujer' y la fiebre de series turcas que solo funcionan en Antena 3

El momento más esperado de 'Mujer' emitido el pasado martes.
El momento más esperado de 'Mujer' emitido el pasado martes. A. L.

En Vozpópuli siempre intentamos llegar antes o al menos no llegar tarde. Corría el mes de agosto, ahí es nada, cuando les contábamos aquí que una serie turca llamada Mujer estaba arrasando. Aquello era solo el principio. Porque la audiencia y los comentarios sobre este melodrama no han parado de crecer desde entonces. Cuarenta capítulos como cuarenta soles lleva la cosa. Y más de dos millones de personas no se pierden ni uno de ellos. 

Este martes, sin ir más lejos, otro récord para vivir el ansiado reencuentro entre los protagonistas Bahar y Sarp. Recuerdo lo que dijimos en agosto porque entonces nos llamaban locos y ahora, seis meses después, en España ya hay dos categorías de personas televisivamente hablando: los que ven Mujer y los que al menos han oído hablar de esta serie. Es un fenómeno de masas que resulta indiscutible según todos los indicadores aunque su calidad sí pueda discutirse. Nos agrade más o menos, el caso es que gusta a la gente. 

Tanto funciona este producto que en Atresmedia han creído conveniente impulsar otra serie otomana de nombre Mi hija de la que esta misma semana se han emitido tres capítulos en prime time y justo antes de Mujer. Una estrategia para enganchar a los espectadores. Parece, por ahora, que unos cuantos sí se están obnubilando ante el drama de una niña que se encuentra con su padre, una auténtico vaina y estafador para más señas.

'Mujer' solo podía triunfar en Antena 3. Es su lugar natural, como le pasó a Messi con el Barça de Xavi e Iniesta o a como les pasa a los populistas con la crisis económicas

Los éxitos de Mujer y Mi hija, uno ya incontestable y el otro hipotético, culminan un proceso de más de dos años de duración. Comenzó cuando Atresmedia apostó por Fatmagül en Nova, uno de sus canales menores, y Mediaset hizo lo propio, sabedoras ambas de que Turquía se estaba convirtiendo en uno de los países del mundo que exportaba más series. Este verano la cadena que aúna Antena 3 y La Sexta hizo una suerte de experimento al emitir Mujer en prime time. Y bingo. Ya no hay quien lo pare. 

La propia Antena 3 emitirá en el futuro Alba, que es una serie española que adapta precisamente la citada Fatmagül. Y en los últimos días Mediaset anuncia el estreno de la también turca Love is in the air. Sin embargo, lo cierto es que la empresa propietaria de Telecinco y Cuatro ya ha probado suerte con otras ficciones otomanas sin conseguir tanto éxito.   

Espero que los amigos de Atresmedia no se enfaden por afirmar que estas series solo podían triunfar en Antena 3. Es su lugar natural, como le pasó a Messi con el Barça de Xavi e Iniesta o a como les pasa a los populistas con la crisis económicas. Terreno propicio para triunfar. Porque solo en la cadena donde hemos visto esos melodramas de sobremesa de los fines de semana podían triunfar estos nuevos dramones de moda.  

Más allá del futuro que nos espera, hay una pregunta que necesita respuesta. ¿Qué tienen estos culebrones turcos para embaucar tanto a la audiencia? Se trata de historias dramáticas en las que la protagonista sufre un episodio doloroso que le conduce a una existencia peor que mala y que, por supuesto, encontrará el camino hacia un final feliz. Personajes buenos y malos que se enredan en varias subtramas inverosímiles. Ni grandes complicaciones en el argumento ni en la forma de contarlo. Vean, por ejemplo, el momento del reencuentro citado. Largos y silenciosos planos en los que abunda la música para añadir tensión. Melodrama puro. 

Una receta muy antigua pero que, sea por lo que sea, conquista a los espectadores cuando se cocina al estilo turco. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba