José María fue el segundo expulsado del programa 'Masterchef 9' de TVE y protagonizó uno de los momentos más tristes y emotivos de la historia del programa.

El extremeño, de 18 años, era el más joven de esta edición y rápidamente se ganó el corazón de sus compañeros, del jurado y de los telespectadores por la vida tan trágica que ha tenido desde que nació. Su madre vive en la calle y es toxicómana, no conoce a su padre y una de sus hermanas murió cuando era un bebé de nueve meses.

El joven se crio con su abuela Josefina, que es lo más importante de su vida, y la que le ha enseñado lo que sabe de cocina. Sin embargo, ahora no puede convivir con ella ya que padece Alzheimer y necesita los cuidados propios de esta enfermedad.

Por todo lo vivido, que le hubieran elegido para la novena edición de 'Masterchef' era como un sueño. Sin embargo, su aventura ha durado poco y ha sido expulsado una semana después del estreno al ser el peor valorado por el plato que elaboró. El pollo de corral marinado le jugó una mala pasada. Se le pasó el caldo y cuando trató de arreglarlo, el veredicto de los jueces fue que la carne se había "quemado fuera y quedado cruda por dentro", por lo que se trató de un plato "incomestible".

De este modo, perdió la prueba frente a sus compañeros Jordi y Jiaping. En el momento en el que el jurado pronunció el nombre del expulsado, José Mari rompió a llorar al ver que su aventura delante de los fogones acababa y provocó las lágrimas también entre el resto de sus compañeros y del propio jurado formado por Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera. También entre los espectadores ya que el joven era uno de los preferidos en las redes sociales.

El jurado y sus compañeros se emocionan al despedir a José María

Pepe Rodríguez comenzó diciéndole: “Cómo lo sentimos, de verdad, mucha pena”, manifestó para después dirigirse a los dos concursantes que habían logrado salvarse, Jordi y Jiaping. “Os habéis salvado porque el plato de José María era mucho peor que el vuestro, el pollo estaba curdo pero hay que ponerse las pilas”.

Después pudimos escuchar unas bonitas palabras de Toni hacia su compañero: “Ha sido un palo duro todos sabemos la historia de José Mari. Yo conecté con él muchísimo y me hizo quererle desde el principio a tope. Sólo espero que siga creyendo en él y aquí estaremos para lo que necesite”.

Jordi Cruz trató de mantenerse duro y firme, ya que suele hacer de 'poli malo' en el concurso, pero le costó al verle sin parar de llorar: “José María no vayas por ahí porque me destrozas el corazón. Somos un jurado estricto que más allá de lo que sintamos, nuestra obligación es evaluarlo con criterio y tu plato ha sido el peor. Dicho esto, te tenemos aprecio y no lo has tenido fácil".

Continuó diciendo: "La dirección del programa, en lo que te podamos ayudar, tenlo claro que con todo el cariño y el corazón te lo vamos a poner encima de la mesa para que tires para delante, feliz como te mereces". El joven muy emocionado le dio las gracias. "No me des las gracias porque tú te lo has ganado solito”, añadió Cruz.

Desde arriba, sus compañeros comenzaron a aplaudirle desde la galería con lágrimas en los ojos y sin poder creerse su expulsión mientras decían: “Se lo merece mucho". "José Mari, te queremos muchísimo”, le animaron.

Sus compañeros lloran por la expulsión de José María
Sus compañeros lloran por la expulsión de José María TVE

Samantha Vallejo-Nágera le dijo entonces: “En tus compañeros tienes también una súper familia porque mira como están. ¿Cómo te sientes?”. El joven, que no podía parar de llorar, y le costaba articular palabra manifestó: “Cómo me voy a sentir… Pues destrozado, si es que…”, señaló sin poder acabar la frase por la tristeza.

Su compañera Alicia, solo tuvo buenas palabras para él: “Un chico súper especial, que se merece muchas más oportunidades y me ha dejado como destrozada”.

El jurado de Masterchef se emocionó mucho
El jurado de Masterchef se emocionó mucho TVE

Pepe, a José Mari: "Tienes nuestros restaurantes abiertos, nuestras casas, para lo que necesites y lo que quieras"

Después Pepe quiso enviarle un mensaje de que, a pesar de que haya sido expulsado, le iban a ayudar en todo lo que pudieran. “Masterchef no es solamente un programa de televisión. Hay mucho más fondo detrás. No solo es un trampolín para gente que se quiere dedicar a la cocina o para los ganadores. Estamos aquí para echar una mano a todo el mundo. Tienes abiertos nuestros restaurantes, nuestras casas, para lo que necesites, lo que quieras y cómo tú quieras”.

Cuando José María tuvo fuerza para hablar, manifestó: “La ayuda que me han ofrecido los jueces, la pienso a aprovechar porque a mí me gusta la cocina. Me quiero dedicar a esto, para mí esto era el impulso. Me llevo mucho, sobre todo a mis compañeros que para mí van a ser mi segunda familia y a todo lo que me habéis ofrecido vosotros”.

Sus compañeros lloran al enterarse de la expulsión de José María
Sus compañeros lloran al enterarse de la expulsión de José María RTVE

José María: "Masterchef me ha dado fuerza para ver que tan malo no soy, algo tengo que tener"

Después se animó a dar el nombre de la que para él es la ganadora de ‘Masterchef 9’. “Me gustaría que ganase María porque la veo con buena mano, la veo con fuerza, con ganas y la veo buena realmente”.

“Para mí formar parte de la familia de ‘Masterchef’ es un sueño cumplido. Siempre me ha pasado todo lo malo en la vida y ‘Masterchef’ me ha dado como fuerza para ver que tan malo no soy, algo tengo que tener”.