Este miércoles se emite un nuevo capítulo del ya famoso documental de Rocío Carrasco, Rocío, contar la verdad para seguir viva. En este, la hija de la Jurado narrará lo que ocurrió en julio de 2012, cuando su hija la tiró al suelo y la dio patadas, así cómo lo relativo a su mala convivencia.

Como la propia Rocío Carrasco aseguró la pasada semana, este episodio se ha modificado después de haberse grabado, ya que considera que dejaba demasiado mal a su hija. Por eso, no se emitirán todos los insultos y vejaciones que la mujer de Fidel Albiac asegura haber recibido en aquellos años.

Los responsables del documentan han asegurado que han eliminado, por petición personal de la protagonista, nada menos que “11 minutos y 38 segundos de ese relato escalofriante”.

Así, se va a obviar la parte del relato Rocío Carrasco hizo y que detallaba "los detalles más duros de la historia”, todo ello con el fin, según asegura ella misma, de proteger a su hija.

Los graves insultos de Rocío Flores a su madre, Rocío Carrasco

No sabemos qué partes de la historia ha decidido obviar Rocío Carrasco, pero es más que probable que los graves insultos que le dijo su hija en aquellos años no se emitan en Telecinco.

A continuación, detallamos lo que Rocío Flores llegó a decirle a su madre, que se detalla en la Sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid 44/2013:

“Resulta probado que la menor, Rocío Flores Carrasco, de quince años de edad […], desde hace aproximadamente tres años [...] ha venido atentando contra la paz familiar, […] actuando con ánimo de amedrentarla y faltarle el respeto, la increpaba con expresiones tales como: “Eres una guarra, no eres mi madre, mi madre es la mujer de mi padre, tú dabas patadas a tu barriga cuando estabas embarazada de David, tengo ganas de partirte la cara […]. Guarra, puta, mi padre tenía razón, eres una maltratadora psíquica, a esta casa no me trae ni la policía, ni el juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra”.

El día que Rocío Flores "la tiró al suelo y le dio golpes"

La misma sentencia mencionada, detalla que Rocío Flores, en medio de una disputa con su madre, Rocío Carrasco, "le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas".

“Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”, dicta la sentencia.

Durante una discusión entre ambas, Rocío Carrasco se cortó con un cuchillo que portaba su hija en la mano y que esta se negaba a darle

Durante una discusión entre ambas, Rocío Carrasco se cortó con un cuchillo que portaba su hija en la mano y que esta se negaba a darle. Carrasco sujetó el cuchillo que Rocío Flores portaba en la misma mano con la que estaba gesticulando a raíz de la discusión, cuando ésta propinó un tirón del mismo que acabó provocando un corte en la mano de su madre.

Todas estas 'peleas' tuvieron lugar en 2012, cuando Antonio David Flores y Rocío Carrasco luchaban en los juzgados por la custodia de ella y de su hermano. Al final los dos jóvenes se fueron a vivir con el padre. Y desde entonces, la relación entre Rocío Carrasco con sus hijos es nula.

Veremos qué cuenta este miércoles Rocío Carrasco y qué se omite de todo esto.