Hacía cinco años que no se sabía nada de Beatriz Montañez, la bella y simpática presentadora de televisión, a quien veíamos con asiduidad en programas como El intermedio (La Sexta) o Hable con ellas (Telecinco). En marzo de este mismo año, la comunicadora, de 43 años, reapareció para presentar su libro, titulado Niadela, en el que cuenta que lo dejó todo para irse a vivir a una cabaña en medio de la naturaleza y gastar apenas 150 euros al mes.

Entonces, intervino en algún medio que otro, como en La Ser, para promocionar su libro. La vimos con un rostro diferente, muy alejado de cómo se dejaba ver cuando trabajaba en televisión. Al margen, su libro cambió toda su vida, de nuevo, pues pasó de vivir tranquila en el bosque a tener "intrusos" asiduamente. Algo que ella misma ha denunciado hace unos días .

Beatriz Montañez relata su calvario tras su regreso: "He tenido intrusos y  he sentido miedo" - AS.com

El infierno de Beatriz Montañez tras 5 años 'escondida' en el bosque: "Tengo intrusos"

Ahora, también en la Cadena Ser, Beatriz Montañez ha revelado el calvario que está sufriendo desde marzo: "Siempre pensé y lo hablé con la editorial en su momento, que yo prefería que el libro saliera, hacer una única entrevista con un único medio para que el libro efectivamente fuera conocido y la gente conociera mi historia y la decisión tan maravillosa y las consecuencias que iba a tener maravillosas que también ha tenido en mí", ha comentado.

Sin embargo, el interés que despertó su cambio de vida en el país hizo que muchos medios lo cubrieran y revelaran dónde reside ahora la expresentadora: "He tenido intrusos, no los llamo fans, los llamo intrusos. (...) Ha tenido que intervenir la Guardia Civil, porque se han dedicado a revolotear por mi casa, a dejarme notas, a observarme con prismáticos (....). Me he sentidoenclaustrada en mi propia libertad", ha añadido, indignada.

Beatriz Montañez, durante una entrevista
Beatriz Montañez, ahora

"Ha sido muy frustrante sentirme vigilada en mi propia casa y por primera vez en cinco años, donde no he sentido miedo de la naturaleza, si lo he sentido con las personas que me observaban y me vigilaban, y se convertían en intrusos dentro de mi propio hogar. Así que por favor, pido a aquellos que tengan la intención o que estén buscando dónde está Niadela, o que quieran venir, que no lo hagan. Que respeten mi decisión", ha matizado, muy molesta.

Además, ha añadido que le llegan rumores de que la llaman "loca", "enferma mental" o que sufre una "serie depresión", algo que, obviamente, ha negado. Esta intervención sólo la ha hecho para pedir que, por favor, se respete su decisión de vivir alejada de la multitud y en paz.

Beatriz Montañez denuncia acoso: "Me he sentido vigilada en mi propia casa"
Beatriz, antes

Su radical cambio de vida

En marzo, Beatriz Montañez contó por qué abandonó todo y cómo era su vida: "Empecé a escuchar 'un 'tic,tac' en mi cabeza y necesitaba silenciosaber cuál era el camino. Las elecciones lo que hacen es invitar a crear la dificultad de elegir". Todo ese "ruido" que había en su cabeza fue consecuencia de todas las críticas que recibió a lo largo de su carrera.

"Estaba perdidísima. Es muy difícil cuando no sabes qué camino tomar. Quería picar un poco de todo. La vida es pura elección", reconoció.

Desde entonces, tal y como te hemos contado, Beatriz Montañez tuvo un cambio radical en su vida: vive en una cabaña en el bosque, con tan solo 150 euros al meses vegana y cuenta con paneles fotovoltaicos y un pozo de agua que le permiten vivir austeramente en la naturaleza, nada que ver con todas las comodidades que disfrutaba años antes, cuando fue una presentadora de éxito.