El confinamiento ha tenido como consecuencia que los españoles utilicen más las redes sociales para comunicarse. El estado de alarma en el que se encuentra el país, desde el pasado 15 de marzo, ha obligado a permanecer aislados a los ciudadanos del resto de personas, con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus, que ya se ha cobrado 15.843 víctimas en España.

Esta situación ha impulsado pues el uso de WhatsApp para intercambiar mensajes y estar en contacto con otros seres humanos y para difundir y compartir información acerca de la Covid-19. Esta última acción, sin embargo, ahora ha sido acotada por la empresa de mensajería instantánea, que ha decidido limitar el reenvío masivo de whatsapps, cediendo a las presiones del Ejecutivo, lo que ha generado cierta animadversión entre sus usuarios.

WhatsApp limita el reenvío de mensajes durante la cuarentena

WhatsApp ha anunciado en un comunicado esta nueva medida, con el objetivo de limitar el reenvío de algunos mensajes y así "restringir la viralización" de bulos. Así, ahora los mensajes sólo se van a poder reenviar a un chat y no a varios a la vez.

Esta nueva norma no se aplica a todos los textos, sino únicamente a aquellos que se han enviado varias veces antes, al menos más de cinco.

Si alguien intenta reenviar un mensaje –que ha sido reenviado previamente más de cinco veces– a más de un grupo, le aparece esta advertencia:

Advertencia de WhatsApp

La compañía lo ha explicado en su comunicado: "Establecimos límites en el reenvío de mensajes para restringir la viralización. En ese momento notamos que los mensajes reenviados disminuyeron un 25% a nivel mundial".

"Notamos un aumento significativo en la cantidad de reenvíos que, según algunos usuarios, puede resultar apabullante y contribuir a la divulgación de información errónea. Consideramos que es importante ralentizar la divulgación de estos mensajes para que WhatsApp siga siendo un espacio para las conversaciones personales", añade el escrito.

"Además de este cambio, estamos trabajando directamente con ONG e instituciones gubernamentales, como la Organización Mundial de la Salud y más de 20 ministerios nacionales de salud, con el fin de conectar a las personas con la información precisa. Estas autoridades de confianza han enviado cientos de millones de mensajes de manera directa a las personas que solicitan información y asesoramiento", finalizan.

WhatsApp

WhatsApp cede a las presiones del Gobierno

La medida de la empresa, comunicada el pasado 7 de abril, cobra especial relevancia porque el propio Gobierno lleva días denunciando públicamente la existencia de estos "bulos" y de 'bots', es decir, cuentas falsas que se crean con el objetivo de difundir información.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sacó el tema en el Congreso, el pasado 9 de abril: "Me dirijo a usted y a sus millones de 'bots' (robots en redes) que juegan con los "bulos, las mentiras y la desinformación" y con "el instrumento del odio", le espetó a Santiago Abascal, líder de Vox.

A continuación, afirmó que "resulta difícil replicarle porque las palabras ya no tienen sentido, usted no entiende el significado de la palabra bulo, mentira, desinformación o 'fake news'. Usted propaga el odio".

La medida de WhatsApp cobra especial relevancia porque el propio Gobierno lleva días denunciando públicamente la existencia de estos "bulos" y de 'bots'

Unas declaraciones que están en consonancia con denuncia por la difusión de los “bulos” del grupo parlamentario de Unidas Podemos, registrada el pasado lunes. El partido considera que existe una red para atacar al Gobierno por su gestión sobre la crisis del coronavirus.

En esa denuncia, Podemos aporta una serie de vídeos con salas llenas de ataúdes y bolsas con cadáveres que no corresponden a los hospitales madrileños. La denuncia de Podemos llega exactamente un mes después de que su grupo parlamentario registrara una propuesta de modificación del código penal para la “protección de la libertad de expresión”.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados