Los avances en la tecnología no dejan de sorprendernos, aunque el face tracking y el projection mapping llevan tiempo en acción y formando parte de nuestro día a día. La primera de estas dos tecnologías consiste en el reconocimiento de la cara y las expresiones. La encontramos en muchos dispositivos y webs de uso diario: así, está presente en las cámaras digitales e incluso sirve para que Facebook reconozca rostros en las fotos antes de etiquetar.

La segunda tecnología la hemos visto en muchos lugares emblemáticos, con juegos de luces que aparecen y desaparecen. En eso consiste la clave del projection mapping: los destellos, sombras, formas geométricas y las deformaciones que se suceden engañan al ojo en un espectacular festival lumínico y nos hacen creer que, por ejemplo, los edificios -sus fachadas por lo menos- pueden convertirse en miles de formas y adoptar millones de colores.

En este vídeo apreciamos la combinación de las tecnologías face tracking y projection mapping sobre el rostro humano en tiempo real.

Lo sorprendente en esta ocasión es la aplicación de estas tecnologías en tiempo real, teniendo en cuenta el movimiento de la cara. Este proyecto viene de la mano del artista en 3D Nobumichi Asai. Las proyecciones se adaptan a los espacios de la cara creando la ilusión de que la modelo del vídeo está maquillada con las técnicas más surrealistas propias del cine.

Como señalan en Slashgear este particular escenario ha sido la combinación de estas dos tecnologías junto con la aplicación de los conocimientos de profesionales del maquillaje. Omote es sencillamente un proyecto con grandes cualidades que profundiza en la variedad del color, las líneas y los brillos, sobre todo en la efimeridad del arte digitalizado.

[singular-iframe src='http://player.vimeo.com/video/103425574?byline=0&portrait=0&badge=0&color=cfcaca']