Sierra de Gredos

Destinos

El lado más sabroso de Gredos al volante de un Twingo

El retiro montañés es uno de los sueños del eterno urbanita alienado. Todavía queda lugares donde ese alma errante busca silencio y descanso. Para ellos, que son como nosotros, los parajes glaciares y pinares de la Ávila más romántica nos esperan en Gredos, donde se alza el Pico Almanzor y la Laguna Grande, dos de esas delicias invernales todavía desconocidas para muchos y que nos aguardan no demasiado lejos de casa. 

Destinos

De vacaciones como pastor trashumante

Hay quienes han vivido ya tantas experiencias turísticas que les resulta difícil encontrar algo “nuevo”. En sus vacaciones han convivido con los indígenas del Titicaca, han hecho de Djs en Ibiza, se hicieron pasar por reposteros en París, donde aprendieron a hacer cruasanes, y hasta podrían abrir una tienda de cestas gracias a aquel paquete turístico de la Ribeira Sacra que incluía clases para aprender el oficio de la cestería.

Nieve

Parador de Gredos: un verdadero refugio de montaña

Para algunos, el doblar la última curva de la carretera que viene desde Puerto Menga (la Venta Rasquilla, para ser más precisos) y ver la puerta al Parador es como llegar a casa. El Parador de Gredos, en Ávila, es un símbolo del turismo de siempre. Hoyos del Espino es un referente del turismo activo y el Valle del Tormes presume de tener algunos de los rincones naturales más bellos. Los años le van dando al entorno una pátina de calidez que se entiende mejor los días que hace mucho, pero mucho, frío.

Ver más resultados

Volver arriba