observatorio de la sostenibilidad de españa

Destinos

El triste balance del Día Mundial del Medio Ambiente

Nos obliga el desaliento. Van tan mal los derroteros de los derredores que, cuando lo suyo sería tirar la toalla, hacemos todo lo contrario. Insistimos en librar todas las contiendas posibles contra una crisis que ha situado todas las cuestiones ambientales en los peores lugares de los últimos 40 años. No pretendemos competir con el mundo laboral, ni mucho menos con el político o el económico. Todos ellos abrazados a la catástrofe pero podemos aducir que a quien peor le va es a los que ni siquiera aparecen en el cotidiano escenario de lamentaciones. Malo es estar mal, pero peor el no poder contarlo en los medios de comunicación.

Ver más resultados

Volver arriba