matanza

Gourmet

Jornada de matanza en Guijuelo: del cerdo, hasta los andares

En Guijuelo, el cerdo es un animal casi divino. Apenas a unas decenas de kilómetros de Salamanca, se encuentra este centro neurálgico de la industria cárnica española, donde las chacinas son el referente de un negocio global. El jamón es su bandera y el lomo su señal de identidad. Aquí, del cerdo gustan hasta los andares y lo que era un asentamiento prerromano, se ha convertido ahora en una de las más pingües y cuidadas industrias del país. Tal y como reza la sabiduría popular, es el pueblo más limpio de España. De este bicho… se aprovecha todo

Gourmet

Fiestas de la matanza: el ‘gastrogorrino’ está de moda

A España se la asocia con unos cuantos tópicos tan arraigados que es difícil llevar la contraria a cualquier guiri. Dicen que nos pasamos el día jugando o hablando de fútbol, que para nosotros es un pecado irse a la cama antes de las doce de la noche, que los bares son nuestra segunda casa o que nadie sabe sacar del cerdo tanto provecho (y tan rico) como los españoles. Aunque sobre los tres primeros tópicos se podría discutir cuánto hay de cierto, en lo del cerdo hay que darles la razón. Para empezar, porque en ningún otro país hay tantos fieles seguidores de una buena oreja, unos torreznos bien crujientes, chorizos cocinados de mil formas, la morcilla en todas sus variedades, unas buenas mollejas o, por supuesto, el jamón. Y aunque la cocina mediterránea sea tan estupenda como saludable, meterse un buen atracón gastrogorrino de vez en cuando también es un placer. Si además montamos toda una ceremonia antes, durante y después de él, mezclando fiesta y gastronomía, es imposible negarse salvo que uno sea vegetariano.

Ver más resultados

Volver arriba