Mar

Destinos

Los 8 pueblos marineros más bonitos de España

Una de las peculiaridades del verano es que cambia nuestra percepción de las distancias. Sobre todo si se trata de llegar a la costa, que ahora vemos más cerca. Es el poderoso efecto que ejercen las playas sobre los que andamos desesperados por pegarnos un buen baño. Una vez que nos hayamos bañado en el mar, disfrutar tiene pocos secretos. Se trata de desconectar, respirar hondo, sentir el olor a mar y seguir teniendo envidia de los que disfrutan de esa experiencia todo el año.

Ver más resultados

Volver arriba