Combustión

Cultura

'Combustión': mucho ruido, poca gasolina y menos vértigo

Cuando daba clases de conducir, ni por asomo se me hubiese ocurrido que algún día podría estar pilotando los mandos de cualquier coche de más de sesenta mil. Me siento en una de las últimas butacas del cine dispuesta a ver cualquier cosa que me haga sentir que en Madrid existe algo más rápido que el metro y será el señor Calparsoro quien me ayude en mi empeño. Saltan chispas de los primeros motores, el chico de al lado se acomoda y se queda medio atontado cuando ve aparecer un Porsche blanco. Yo empiezo a temer por mi seguridad y antes de que el semáforo pueda ponerse en verde, alcanzo a abrocharme el cinturón.

Ver más resultados

Volver arriba