combustibles fosiles

Destinos

No todo vale para conseguir petróleo

Hemos ahorcado a la misma transparencia con una soga de humo. La mayor parte del mismo procede de un fósil, el más peculiar que existe en este planeta. Raro por su composición y muy peligroso porque lo resucitamos haciéndolo arder para obtener la energía que en él se había acumulado. Por supuesto el petróleo no vuelve a ser lo que fue, es decir infinitas cuantías de algas, plancton, otros vegetales e incluso árboles, aunque la flora de gran porte solía convertirse en carbón. 

Ver más resultados

Volver arriba