Carlos Mouriño

El presidente le telefoneó para explicárselo y Abel dejó a su segundo en tierra

El Celta veta a Salva ante la presión de aficionados que le tildan de "facha"

Tras la destitución de Paco Herrera, en Vigo ya se daba por hecha la llegada de Abel Resino junto a su segundo, Salva Ballesta. Sin embargo, ante la presión de los aficionados del Celta en las redes sociales, el presidente del club gallego telefoneó a Salva para decirle que lo suyo no podía ser. Abel tragó y Ballesta regresó a Málaga.

Ver más resultados

Volver arriba