El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha informado este martes de que los restos óseos que la Policía Nacional había localizado en la escombrera situada entre Sevilla y Camas "no son" los de la joven sevillana Marta del Castillo, ya que, "según han determinado los forenses desplazados hasta la zona, la antigüedad de los huesos hallados hace que sean incompatibles con los de la joven desaparecida".

En un comunicado de prensa, el Alto Tribunal andaluz ha explicado que, "en un primer análisis", los forenses desplazados a la zona "confirmaron que los restos óseos" hallados por la Policía "son humanos", aunque su antigüedad "hace que sean incompatibles" con los de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.

No obstante, los restos óseos serán trasladados al Instituto Anatómico Forense, "donde se realizará un estudio en profundidad para determinar la antigüedad de los mismos, así como su procedencia".

La Policía encontraba en la noche del lunes una serie de restos óseos en la finca donde se busca el cuerpo de la joven supuestamente asesinada. El hallazgo fue comunicado a la familia de Marta, que recibió la noticia "con alegría y esperanza", según las fuentes consultadas por Efe.

Los restosfueron hallados en la escombrera situada junto a la pasarela del río Guadalquivir en la localidad sevillana de Camas, donde el mismo lunes recomenzaron los trabajos de búsqueda con una excavadora tras las últimas lluvias.

Las excavaciones se iniciaron una vez que se le realizó el denominado "test de la verdad" en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza el pasado 6 de marzo, al asesino confeso y condenado de la joven desaparecida en el 2009, Miguel Carcaño.