El Banco Santander se ha encontrado con un nuevo problema en Brasil, concretamente para sus cajeros automáticos, que han sufrido ataques en Sao Paulo.

En la madrugada de este martes, un grupo de sospechosos armados con rifles detonó tres cajeros en el sur de la ciudad. La acción duró unos diez minutos, según los medios brasileños, y no hubo ningún herido.