Un avión con más de 60 pasajeros cubriendo el trayecto Londres-Florencia tuvo que regresar a la capital británica poco después del despegar tras caer su ala izquierda en pleno vuelo.

Uno de los pasajeros grabó desde el interior de la aeronave el ala dañada, momentos antes del aterrizaje. Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 7.30 horas de este jueves. Una pieza de dos metros del ala izquierda se había soltado y colgaba, pero el vuelo pudo regresar sin mayores problemas. El avión pertenecía a la compañía CityJet.