La Asamblea de Madrid aprobaba el pasado 3 de marzo la reforma de la Ley de Tutela de Adultos presentada por Ciudadanos, una Propuesta No de Ley que busca es dar más luz y transparencia a la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos (AMTA), sobre todo, a las cuentas y patrimonio que gestionan de los tutelados. Se trata de una medida que lleva exigiéndose por parte de las familias afectadas (3.035, según datos actuales de la AMTA) desde hace muchos años y que hasta hoy y pese a las denuncias interpuestas, había sido desoída.

Julia Salas cuenta cómo su madre, tutelada por la AMTA, falleció hace 8 meses y todavía no ha podido tramitar los papeles de la herencia. “Mi madre falleció el 22 de julio y sigo sin que me entreguen sus cuentas. El plazo máximo estipulado para presentar la rendición final de cuentas a los familiares es de 3 meses pero siguen sin notificarme nada”, lamenta. 

Diligencia de Julita Salas

Como Julia, existen otras familias que se quejan de “la opacidad” del organismo a la hora de presentar el balance de las cuentas bancarias de los tutelados.

El diputado autonómico por Ciudadanos, Alberto Reyero, asegura que la AMTA gestiona un total de 2.721 inmuebles de la Comunidad de Madrid: 1.225 pisos, 790 fincas rústicas, 327 explotaciones agrarias y 63 locales comerciales de los que apenas da cuentas. “Hasta hace unos años no se presentaban memorias anuales del patrimonio inmobiliario, pero es que todavía siguen sin presentar balances anuales a los familiares. En este aspecto, la AMTA no funciona. Hay muchísimas quejas”, denuncia Reyero.

"Nunca nos han presentado las cuentas", lamentan los familiares de los tutelados

 

“La AMTA gestiona la pensión de mi hijo Félix, esquizofrénico. Pero nunca nos han presentado las cuentas”, explica Carmen Sánchez. “Soy yo la que le tengo que proporcionar el dinero para el calzado, la ropa y los tratamientos médicos como el del dentista. Yo metí a mi hijo para que le procurasen una vida mejor pero no estoy nada contenta”, se queja. Marisa, otra madre afectada, también coincide y va más allá: “He interpuesto una demanda a la AMTA para que me devuelvan la tutela de mi hijo Octavio, con síndrome de Asperger. Ha sido rechazada pero he recurrido. Cuando decidí dejarlo en manos de la agencia creí que se iban a ocupar más de él. Le iban a facilitar un trabajo para gente con discapacidad, apuntarlo a cursillos… pero lo cierto es que tan sólo se preocupan de darle un dinero a la semana y sin ningún tipo de justificante. Mi hijo vive solo, en un piso compartido y se lo hace todo él. Pago de alquiler, la compra, la comida… y para lo que le ofrecen no le hace falta estar tutelado por la AMTA. Encima, se ha quejado en varias ocasiones de que le daban menos dinero del estipulado. No dan cuentas a la familia y es imposible aclararse”, afirma.

La AMTA se justifica indicando que es el Juzgado el que, si lo considera necesario y con los datos ofrecidos anualmente por la agencia, debe de convocar a una vista al tutor, al tutelado y al fiscal y "es en esa vista donde los familiares pueden conocer las cuentas", defienden. Pero esto no sirve de 'excusa' a las familias.

  

La AMTA espera conseguir bajar el ratio de atención a una horquilla de 45-50 personas tuteladas por trabajador social

Para Reyero la falta de personal es, posiblemente, la causa de este ‘caos’. En 2014, la plantilla de la AMTA era de 35 personas. Un número que ha ido en aumento año tras año. "Esperamos llegar a los 71 empleados en plantilla en 2017. En 2016 hubo 8 incorporaciones y este 2017 va a haber 19 más", aseguran desde la agencia. Con esto, el organismo espera conseguir bajar el ratio de atención "a una horquilla de 45-50 personas tuteladas por trabajador social", indican. Sin embargo, las quejas siguen activas.

"La plantilla es insuficiente y provoca desatención”, indica Reyero.  Una conclusión que también apoya el abogado de una familia afectada, Armando Rodríguez. “La AMTA se encuentra desbordada. Hay un montón de tutelados con patologías distintas y no tienen ni las medidas ni la capacidad para ofrecer un tratamiento individualizado”. En la misma línea se han referido desde la Asociación Española por el Derecho y Dignidad de los Tutelados (AEDAT) quienes, tras escuchar las reivindicaciones de las familias, demandan un teléfono de atención 24 horas al que pueda acudir un tutelado o su familia. "No se llega a una trato personalizado con los tutelados y nos consta que existen muchísimas quejas por parte de las familias que llaman y no encuentran respuesta", relata la presidenta, Pilar Palao

Sentimiento de abandono 

A esta reivindicación por una atención a cualquier hora, "como cualquier padre o tutor de sus hijos", se le suman otras denuncias más graves también relacionadas con el trato. Abandono y trato vejatorio son las denuncias habituales que salen de las bocas de los familiares en cuanto a la relación de la AMTA con los tutelados. “Mi madre ha estado cuatro años encerrada en su domicilio particular. De todo ese tiempo, ha estado quince veces en un hospital y no me han avisado, la han dejado sola”, comenta lacónica Julia. “A mi hijo le han pegado los vigilantes del AMTA, le tiraron por las escaleras y le rompieron un diente. Otro día una trabajadora social le dijo ‘vete de aquí que tienes mucha perorata'. ¿Eso es un trato digno a un enfermo mental?”, denuncia la madre de Félix Friaza.

Pero desde la AMTA desmienten estas actuaciones. “Los tutelados reciben un buen trato por parte de los trabajadores. Nunca se les ha pegado y están bien cuidados”, aseguran.

Pero lo cierto es que existen denuncias de maltrato y abandono por parte de familiares e instituciones interpuestas en el juzgado. Pilar Castillejo, madre de Pablo, muestra fotografías de su hijo con moratones y ojeras estando encerrado en el centro médico para enfermos mentales San Juan de Dios de Ciempozuelos. Se trata del caso de una madre que lleva años denunciando lo que para ella es un trato totalmente "denigrante y escalofriante" hacia su hijo y "muchos otros tutelados". Por el mismo paciente, desde la Fundación Prader-Willi decidieron interponer una denuncia contra la AMTA por sí mismos. “El chico estaba en un campamento de verano con la Fundación. Le picó una avispa y le dio reacción alérgica. Su tutor no nos informó de que podría ser alérgico. Le llevamos al hospital, donde permaneció ingresado. Pero pese a contactar con la residencia donde estaba y con el tutelar, nadie vino a hacerse cargo de él y tuvo que quedarse solo. La respuesta de la AMTA era que como el incidente ocurrió en fin de semana no había personal disponible para acudir hasta el hospital hasta el lunes”, asegura la vicepresidenta de la Fundación, Reyes Nadal.

Desde la agencia les atiborran a psicofármacos que a un tutelado le han costado casi la vida

Pero las quejas también hablan de negligencias médicas. Pilar Castillejo muestra indignada un informe médico de cómo a su hijo le atiborran a psicofármacos y no le dan el tratamiento que necesita para su enfermedad mental de Prader-Willi, que le genera la incapacidad para sentirse saciado. "Ha tenido que ser ingresado en varias ocasiones en el hospital por sobredosis de psicofármacos. Que sepamos ya ha sido ingresado en una ocasión en lo que llevamos de este año, dos veces en 2016 y en 2014 fue la época más crítica porque un ingreso en el Hospital Infanta Elena casi le cuesta la vida", asegura su abogado, Armando Rodríguez. 

Un informe médico con fecha de diciembre de 2016 avala la denuncia. "Las dosis que lleva en sangre -el paciente- de muchos de estos medicamentos sobrepasa la dosis terapéutica, según nos indican los niveles encontrados en sangre por el laboratorio. (...) El paciente se encuentra sobremedicado, impidiéndole llevar una vida de conciencia/capacitación activa que le permita participar enplanes de recuperación/ rehabilitación", concluye. 

Informe médico by Vozpopuli on Scribd

[singular-iframe src='https://www.scribd.com/embeds/343389983/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-4MJ7DslleKZQKcu1ODIQ&show_recommendations=true']

Por ello, la familia de Pablo ha interpuesto una denuncia a sus responsables y funcionarios durante todos estos años de tutela por delito de omisión del deber de socorro en la que están investigados la directora del AMTA, Carolina García Durrif, la directora del centro APADIS, Laura Garrido Marjuan, (donde se encuentra actualmente Pablo), el jefe de psiquiatría del centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, Lorenzo Chamorro y el jefe de psicología del mismo centro, Eduardo Guevara (personal del centro anterior donde estuvo Pablo) así como el enfermero Roberto Izquierdo y la trabajadora social Remedios Madrid. A todos ellos, la decisión del juez podría costarles la inhabilitación para ejercer un cargo público.

"La denuncia está en fase de instrucción. Ya han ido a declarar todos menos la directora del AMTA", afirma el letrado. Desde la AMTA explican que todavía no se tiene constancia de la denuncia. Para Rodríguez, los pasos a seguir son: "esperar a que el juez compruebe todas las pruebas presentadas y mande la causa al juzgado de lo penal o a la Audiencia Provincial". 

Denuncia Pilar Castillejo by Vozpopuli on Scribd

[singular-iframe src='https://www.scribd.com/embeds/343390878/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-X7CyCQbSHkaK4x1cqQ86&show_recommendations=true']