El 63% de los españoles piensa que vacunarse frente a la covid-19 debería ser obligatorio, mientras que un 30% se opone a esta propuesta. España se sitúa así como el país europeo más a favor de esta medida, seguido de Italia (60%) y Reino Unido (56%). En el extremo contrario, y a nivel mundial, los países más opuestos que inmunizarse sea una obligación son Alemania (54%) y Francia (53%).

Los datos se desprenden de la última encuesta elaborada por la consultoría de investigación de mercados Ipsos que, en colaboración con el Foro Económico Mundial, analiza desde hace meses la percepción que existe sobre la vacuna frente a la covid. La muestra fue realizada por la compañía en su plataforma online Global Advisor del 28 al 31 de enero de 2021 entre adultos de 18 a 74 años en Canadá, y Sudáfrica, y Estados Unidos, y de 16 a 74 años en Australia, Brasil, China (continental), Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Rusia, Corea del Sur, España y el Reino Unido.

Entre las principales conclusiones, indican desde la consultora, que la disposición para ponerse la vacuna ha aumentado significativamente en todos los países. En España, el 80% de los encuestados afirma que se la pondría. Un dato que se ha incrementado en 18 puntos respecto a la última encuesta realizada en diciembre, donde se situaba en un 62%.

Más ganas de vacunarse

España se posiciona como el país a nivel mundial, junto con Italia, donde más se ha incrementado la intención de vacunarse desde diciembre hasta ahora. A continuación figuran Francia y Reino Unido como los países donde más ha aumentado el número de ciudadanos que quieren inmunizarse. Alemania es el país europeo que menos cambia en este sentido, aumentando sólo en 3 puntos la población que se vacunaría, continúan desde la consultora.

Un 60% de los españoles se vacunaría de forma inminente siendo el segundo país del mundo, por detrás de Reino Unido y México, con más predisposición para hacerlo

Entre las tendencias que también observan en esta tercera ola, es que sube el porcentaje de personas que se vacunarían inmediatamente. Un 60% de los españoles se vacunaría de forma inminente siendo el segundo país del mundo, por detrás de Reino Unido y México, con más predisposición para hacerlo. En diciembre, reseñan desde la consultora, sólo uno de cada diez españoles afirmaba que se inmunizaría una vez estuviera disponible la vacuna.

Efectos secundarios

Sin embargo, la encuesta también revela que, aunque la predisposición para vacunarse mejora, buena parte de la población se muestra todavía con cierta reticencia hacia las vacunas. En el caso de España, la principal preocupación es la de los posibles efectos secundarios que todavía no se conocen (39%), siendo así el país europeo más preocupado en este sentido, aunque en línea con el resto: Italia (36%), Alemania (35%) y Francia (35%). La desconfianza que genera en algunos ciudadanos la rapidez con la que se ha avanzado en las fases de los ensayos clínicos, es la razón que menciona el 32% de los españoles.