La vacuna desarrollada contra la covid por la farmacéutica Janssen, filial de Johnson & Johson, también es afectiva contra las nuevas cepas del coronavirus, según ha asegurado  Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), según recoge El Periódico de Cataluña.

Esta fórmula, que se administra en monodosis, ha ofrecido en los ensayos clínicos una protección del 85,6% en Estados Unidos, 81,7 % frente a la cepa sudafricana y del 87,6% frente a la brasileña.

Asimismo, esta dosis que tiene una efectividad del 66% para prevenir la covid, según un ensayo que involucró alrededor de 44.000 personas, ha demostrado una gran eficacia contra los cuadros severos de la enfermedad.

La esperanza del Gobierno

La vacuna desarrollada por la farmacéutica Janssen tiene un funcionamiento diferente a las de Moderna o Pfizer, ya que no funciona con ARN mensajero. Esta dosis, al igual que ocurre con la de AstraZeneca y la vacuna rusa 'Sputnik V', se trata de una vacuna adenovirus humano 26 no replicante que vehiculiza la proteína S.

Las dosis de estas vacunas se pueden conservar entre 2 y 8 grados centígrados, por lo que puede almacenarse en cualquier frigorífico. Además, tiene una duración de dos años. Esta característica facilita mucho a su transporte y su almacenamiento.

Según apuntó Vozpópuli, el Gobierno español, que ha comprado 20 millones de estas vacunas, confía que, de recibir la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés), en Semana Santa ya se están inoculando en el territorio español. Al tratarse de una dosis por persona, con las adquiridas por el Ejecutivo de Sánchez se podría inmunizar contra la covid a la mitad del país.