Los dentistas españoles están siendo inmunizados estos días frente a la covid-19. Según la Estrategia de Vacunación del Ministerio de Sanidad, pertenecen al subgrupo 3A y les toca recibir las vacunas de Pfizer y Moderna. Sin embargo, por un error, en Galicia a estos profesionales se les administró la de AstraZéneca, reservada para otro grupo profesional (el Grupo 3B), entre los que hay fisioterapeutas, farmacéuticos o psicólogos. Los odontólogos reclaman su derecho a recibir la vacuna que más les inmunice.

En conversación con Vozpópuli desde Murcia, el doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas , se refiere a la tercera actualización de la citada estrategia realizada por la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y al Grupo 3A, donde, entre otros profesionales sanitarios, están están el personal de Odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos.

En la Estrategia de vacunación de Sanidad se detalla que a odontólogos o higienistas les corresponden las dosis de Pfizer o Moderna

En el apartado "Vacunación simultánea con vacunas de ARNm y de AstraZeneca"  se detalla la distribución de las diferentes vacunas disponibles para cada grupo: al 3A le toca recibir las dosis de Pfizer y Moderna y, al Grupo 3B -en el que, entre otros, figuran fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, farmacéuticos, protésicos dentales o psicólogos-, las de AstraZeneca. Al menos a los que tienen hasta 55 años, tal y como actualmente marcan las directrices de Sanidad.

Las mejores vacunas

"No paran de cambiar el protocolo. Los mismos políticos crean incertidumbre; primero que si esa vacuna hasta los 65, luego 60 y ahora los 55. Esto es una juerga flamenca.Hay unas directrices y, en el caso que nos atañe, junto a los higienistas estamos en el grupo 3A y, por nuestras circunstancias -estar cerca de la boca de un paciente que está sin mascarilla- nuestra indicación son las dosis de Pfizer y Moderna. No hay otra, porque así está instaurado", señala el doctor Castro.

El presidente de los odontólogos hace esa precisión porque, explica, en Galicia se ha dado una situación particular: por error, explica, se ha administrado a dentistas la vacuna de AstraZeneca. Y es ahí donde Óscar Castro advierte que, entre el sector, existe "alarma". "Que las comunidades autónomas quieran buscar atajos porque no siguen las pautas del Ministerio, demuestra que hacen lo que les da la gana", añade.

"Es una vergüenza que teniendo vacunas nos encontramos con que, en el País Vasco, de tanto querer guardar, están sobrando dosis o que en Castilla-La Mancha no han comenzado", dice el doctor Castro

Además, el doctor Castro se queja de la desigualdad en el ritmo de vacunación en un sector que agrupa a 40.000 profesionales. "Lo que es una verdadera vergüenza es que teniendo vacunas como tienen en las comunidades, nos encontramos con que, en el País Vasco, de tanto querer guardar están sobrando dosis o que en Castilla-La Mancha no han comenzado las vacunaciones". Mientras, asegura, en regiones como en Ceuta o la propia Murcia, ya se ha inmunizado a todo el personal.

E insiste: a los dentistas les toca ponerse las vacunas de Pfizer y Moderna y, además, son las que quieren. "Las de AstraZeneca tienen una probabilidad de inmunidad en torno al 70%, frente a las otras que están en más del 95%. Como sanitario quiero que nos administren las de máxima fiabilidad e inmunidad. Todos los españoles deberían ser iguales ante el virus. Y todos estar protegidos por igual", continúa.

Rechazo a AstraZeneca

No sólo en España los dentistas muestran su rechazo a las dosis de la farmacéutica británica. En Alemania se están encontrado con un problema inesperado en su proceso de vacunación: muchos alemanes se niegan a inmunizarse si la dosis que les toca es la de AstraZeneca. Así lo recogía recientemente en sus redes sociales Gorka Orive, profesor titular de Farmacia de la UPV/EHU . Citaba el caso de Berlín donde, en una jornada de vacunación, apenas se vacunaron 200 personas, de las 3.800 programadas, porque las dosis que les tocaban eran de esta farmacéutica.

"Es verdad que quizás el proceso de administración de los datos de AstraZeneca ha estado envuelto en una cierta neblina en relación a otras empresas que fueron más claras", indica el investigador Gorka Orive

Según indica el investigador a Vozpópuli ya "hubo revuelo" con la decisión de Alemania de no indicar esta vacuna para mayores de 60/65 años y en España se ha seguido el mismo procedimiento. "Este tipo de cosas, al final suscitan recelos, miedos...Aunque es verdad que quizás el proceso de administración de los datos de AstraZeneca siempre ha estado envuelto en una cierta neblina en relación a otras empresas que igual fueron más claras".

Los primeros resultados de la vacuna ya llegaron envueltos en cierta desconfianza, abunda Orive, pero "es verdad que los últimos datos que hay, como lo último, por ejemplo, con datos reales en Escocia, indican que la vacuna está siendo útil y muy eficaz frente a la covid más grave". El profesor señala que hay que normalizar situaciones como la que se dio en Berlín porque la de AstraZeneca "es una de las vacunas más importantes de las que disponemos en España".