Sanidad Estos son los tipos de mascarillas y su uso

El Gobierno impone el uso de mascarillas higiénicas o quirúrgicas a partir de este jueves

Las mascarillas serán, desde el jueves 21 de mayo, obligatorias para la población mayor de seis años a causa de la crisis del coronavirus. El Gobierno ha impuesto su uso “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público” después de que Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, reconociera que la falta de stock durante las primeras semanas impidió su obligatoriedad: "Apenas estaban disponibles en todo el entorno europeo", explicó.  

La nueva norma recomienda el uso de mascarillas higiénicas y quirúrgicas, pero, ¿cuál es cuál? ¿Cuál es mejor? ¿Y su función?

Tipos de mascarillas y función

Principalmente, existen tres tipos: las higiénicas, las quirúrgicas y las filtrantes.

Las mascarillas higiénicas son las que protegen de agentes externos que se encuentran en el ambiente, como el polen, pero no evitan la transmisión del virus. No están reconocidas como material sanitario, no siguen el Reglamento UE/2016/425. Por ello, María Regalón, farmacéutica, recomienda sustituir su uso por las quirúrgicas siempre que sea posible.

Las mascarillas quirúrgicas sí evitan la transmisión del coronavirus. No obstante, no protege a la persona que la porta. Es decir, aquel que apuesta por este modelo evita transmitir el virus, pero no le protege de contagiarse. La idea es que si toda la sociedad utiliza, como mínimo, este tipo de mascarillas el traspaso del virus se frenaría. Es importante, además, colocarla correctamente. El tejido azulado debe ir siempre hacia fuera, se esté contagiado o no. Además, el pasado 21 de abril, el Gobierno intervino el precio de este producto sanitario y lo fijó a un precio máximo de 0,96 euros la unidad (IVA incluido).

El tercer tipo de mascarillas engloba a las filtrantes, que pueden ser con el filtro integrado en el tejido o con válvulas externas. Su uso se recomienda a las personas sanas que están en contacto con enfermos por la covid-19, como sanitarios o convivientes con contagiados. Existen diferentes grados de filtración:

  • Mascarillas FFP1: filtran el 78% de las partículas y tienen un 22% de fuga hacia el exterior.
  • Mascarillas FFP2: filtran el 92% de las partículas y tienen un 8% de fuga hacia el exterior. Este tipo de filtrantes es el que estamos encontrando en las farmacias y las que la Comunidad de Madrid ha repartido gratuitamente.
  • Mascarillas FFP3: filtran el 98% de las partículas y tienen un 2% de fuga hacia el exterior.

¿Se pueden reutilizar y lavar?

Se debe asumir que ninguna mascarilla es ni reutilizable ni lavable. Sólo las higiénicas podrían volver a usarse y lavarse, pero siempre y cuando lo señale el fabricante en el embalaje. Además, todas las mascarillas tienen un tiempo límite de uso, ya que el tejido y el filtro se desgastan y dejan de cumplir con su función.

Por lo tanto, si se asume que ninguna mascarilla es reutilizable ni lavable, las higiénicas y quirúrgicas deberían usarse durante un máximo de cuatro horas y las filtrantes, durante un máximo de ocho horas.

Es importante no lavar ni mojar las quirúrgicas y filtrantes porque el filtro se estropea. Además, la farmacéutica Regalón advierte que no se pueden rociar soluciones hidroalcóholicas a las mascarillas, especialmente en las filtrantes. Su tejido externo lleva una protección electroestática que impide que las partículas se “peguen” a la mascarilla y así evitar el contagio. Si esta capa se moja, la energía electroestática deja de actuar.

¿Y si la puedo lavar?

Si su mascarilla higiénica es reutilizable y lavable porque lo indica el fabricante, existen dos métodos para su desinfección entre uso y uso. La primera opción es lavarla con agua entre 60º y 90º y jabón o detergente, y dejarla secar. La segunda opción sería introducir la mascarilla en una disolución de agua y lejía en una proporción de 1/50 (una parte de lejía por cada 50 de agua), y dejarla sumergida durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, debemos lavarla bien con agua y jabón para eliminar los restos de lejía, un componente tóxico para el ser humano, y dejarla secar correctamente.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba