Sanitatem

Madrid prevé la "movilidad forzosa" de sanitarios a su hospital de pandemias si no consigue voluntarios

Afectaría a los profesionales contratados como refuerzo para el coronavirus; los sindicatos muestran su rechazo y piden que se hagan nuevas contrataciones

Imagen de la obra del hospital de Emergencias de Madrid
Imagen de la obra del hospital de Emergencias de Madrid R.A. / A.S.

La Comunidad de Madrid y las organizaciones sindicales se reunieron esta mañana para hablar, por fin, de qué personal atenderá el hospital de Emergencias de Valdebebas que se quiere abrir en los próximos días. Una reunión extraordinaria en la que se trasladó a las organizaciones sindicales que el nuevo centro, con 1.000 camas y 50 puestos de UCI, contará o bien con personal voluntario o se harán "traslados forzosos" de los profesionales que ha sido contratados como refuerzo para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Una medida a la que los sindicatos se oponen frontalmente. 

Según informan las organizaciones sindicales con presencia en la Mesa Sectorial de Sanidad, en la primera parte de la reunión extraordinaria -en la que las mismas organizaciones reiteraron que no era el momento de construir un nuevo hospital y sí el de potenciar los servicios sanitarios madrileños, apuntan- el director general de Infraestructuras, Alejo Miranda, les informó que el centro puede estar abierto a mediados de noviembre o la tercera semana de este mes.

Las obras no estarán a tiempo

Así, CCOO Sanidad Madrid señala que Miranda les explicó que está previsto, inicialmente, abrir un módulo, el Pabellón 2, con 240 camas convencionales, 16 camas de UCI y 32 camas de cuidados intermedios. Les detalló, explican desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), que la altura de los pabellones de hospitalización es de 8-10 metros; que el aire se renueva 12 veces por hora o que hay accesos diferenciados para pacientes y profesionales o salas convencionales de radiología y equipos portátiles.

Además, desgranó que habrá una zona reservada para laboratorio, independiente del de salud pública. Existen salas de procedimiento/curas pero no quirófanos. En un futuro, se podrían habilitar quirófanos si fuera necesario, puntualizó.

Por la información que trasladan las organizaciones sindicales del encuentro, Miranda no aludió a los plazos para la ejecución completa de la obra. Según desveló Vozpópuli las constructoras debían entregar el proyecto antes del pasado sábado 31 de octubre. Algo que no ha sucedido y se estima que, como mínimo, se necesita un mes más para completar el 100% del proyecto.

Personal voluntario y adscrito

Pero sin duda, fue la parte relativa a la dotación de personal la más controvertida. Desde los sindicatos se quejan de que el documento de propuesta se ha filtrado a los medios antes de que ellos supieran de su contenido. Así, según el borrador sobre el 'Procedimiento de adscripción de profesionales al Hospital Enfermera Isabel Zendal', al que ha tenido acceso la agencia Europa Press, la Consejería de Sanidad abrirá un proceso de adscripción voluntaria para dotar de profesionales al centro, y en caso de que no existiera un número suficiente de voluntarios, recurrirá a un proceso de adscripción directa que afectará a los profesionales que han sido contratados como consecuencia de la pandemia.

El documento se remite en primer lugar al Real Decreto Ley 29/2020, de 29 de septiembre, de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las Administraciones Públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 que "establece medidas excepcionales en materia de recursos humanos con el objeto de reforzar el Sistema Nacional de Salud". El 'decretazo' que ha llevado a los médicos a la huelga. 

Según esa norma, está permitido "con carácter excepcional y transitorio", adscribir transitoriamente a personal facultativo de cualquier especialidad y personal de enfermería de atención hospitalaria a prestar servicios en otros hospitales, centros de Atención Primaria, u otros dispositivos, así como destinar a médicos de familia, pediatras y personal de enfermería de los centros de salud a prestar servicios en los hospitales. Una norma que concitó el rechazo frontal de organizaciones sanitarias y sociedades científicas.

Traslado provisional y voluntario

En el Isabel Zendal, la Consejería de Sanidad, explican desde CCOO Sanidad Madrid, quiere abrir un proceso de voluntariedad para aquellos profesionales estatutarios, laborales y funcionarios con vinculación jurídica fija e interina que quieran marcharse voluntariamente al nuevo centro sanitario. Sería con adscripción provisional para quienes lo soliciten.

Para el sindicato "no puede haber bajo ningún concepto obligatoriedad para los profesionales" y "cualquier desplazamiento voluntario debe llevar aparejada la sustitución del profesional que se marche de su centro de origen". Además, piden que se respeten sus condiciones laborales y sus retribuciones en el nuevo destino y, en su centro de origen, se les reserve su unidad y turno. 

La Comunidad, que les ha emplazado a una nueva reunión que previsiblemente sería este próximo viernes, presentará en los días siguientes el procedimiento para que los profesionales que de manera voluntaria quieran marcharse lo hagan desde cada unas de sus gerencias a través de solicitud expresa

La responsable de Recursos Humanos, Raquel Sampedro, explicó a los sindicatos que entre mañana jueves o el viernes se continuarán las reuniones para presentar el plan funcional y el número de profesionales necesarios, detallando categorías, perfiles y número.

"Movilidad forzosa" de sanitarios

Desde Amyts explican que se envió una propuesta de adscripción de personal. La propuesta habla de voluntarios, pero también de "movilidad forzosa porque se necesita personal para un módulo, parte de UCI y cuidados intermedios". La propuesta, indica el sindicato, afecta también a la Unidad Central de Radiodiagnóstico (UCR), el Hospital de Alcorcón y el de Fuenlabrada.

Hay que recordar que recientemente Vozpópuli preguntaba a la Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid (SOMIAMA) si sería posible que los intensivistas puedan compaginar su trabajo en las UCI de los hospitales madrileños con la atención de pacientes críticos en el nuevo centro sanitario. La respuesta desde esta sociedad fue que "el número de guardias que están realizando los intensivistas de los hospitales públicos y privados de Madrid es muy alta, en ocasiones por encima de las recomendaciones para respetar los descansos" y que ya están teniendo problemas para la contratación en algunos hospitales. 

Nuevo hospital y nuevo personal

Desde Amyts insisten. Como paso previo, indican, es necesario determinar qué servicios están en condiciones de "prestar" profesionales sin afectar a su funcionamiento. "Entendemos que, si se derivan pacientes covid, en su lugar entrarán otros, necesitando la misma plantilla y, por tanto, su obligada sustitución", indican. La organización sindical cree necesario dotar al hospital de personal propio y, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, "se sustituyan todos y cada uno de ellos. Nuevo hospital, nuevas camas, se requiere más personal", expusieron en el encuentro. 

Además, pidieron garantizar la retribución previa y recordaron que en Ifema "hubo residentes que perdieron guardias y por ello retribución. Esto debería ser previo a solicitar voluntarios". La Administración, continúa el sindicato, les informó que será una adscripción temporal con respeto a las retribuciones, salvo las variables, que serán las que se deriven de la prestación en el nuevo hospital y que el personal voluntario podrá retornar a su centro de origen cuando lo desee, en las mismas condiciones que tenía.

"Lo que no se puede es detraer personal de los hospitales tradicionales para abrir esta nueva estructura. Lo que entendemos aconsejable seria la contratación de personal necesario para dotar las nuevas camas, nunca la redistribución", insiste Julián Ezquerra, secretario general del sindicato, en torno al nuevo centro sanitario.

"Entendiendo el contenido político de esta construcción para la Comunidad, para tapar sus múltiples errores en la gestión de la epidemia, es obvio que si hay dinero para construir un nuevo hospital gastándose 100 millones, el doble de lo inicialmente presupuestado, tiene que haber dinero para contratar a nuevos profesionales" señalan desde CCOO Sanidad Madrid para quien "es inadmisible que los mismos profesionales que hoy están trabajando en nuestra sanidad deban asumir, además, lo que va a ser un nuevo hospital con 1.000 camas más". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba