Sanitatem

Sanidad trabaja en un dispositivo para volver a hacer pruebas a los casos leves de Covid-19

Desde el pasado 15 de marzo, los casos leves no son sometidos a pruebas de diagnóstico para comprobar si son o no positivos por coronavirus debido al colapso de los servicios sanitarios 

Este lunes, durante la rueda de prensa que ha celebrado el comité de expertos del Gobierno para dar un nuevo balance del número de casos positivos -más de 11.000 personas y casi 500 fallecidos- el director general del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha anunciado que desde el Ejecutivo están trabajando en un dispositivo para poder hacer pruebas diagnósticas a los pacientes leves, excluidos durante los últimos días debido a la falta de recursos sanitarios.

Simón responde así al llamamiento hecho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer frente a la pandemia mundial de Covid-19. "Tenemos un mensaje muy simple para todos los países: hagan test, test y más test", apuntaba este lunes el director general de la organización, el médico etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus. En ese sentido, la OMS ha enviado más de 1,5 millones de kits de diagnóstico a 120 países para mejorar su capacidad de hacer test a la población. También han informado de que "están trabajando" con varios fabricantes para que aumenten su producción.

"La manera más efectiva de prevenir infecciones y salvar vidas es rompiendo las cadenas de transmisión y para ello uno se debe hacer la prueba y luego aislarse. Uno no puede luchar contra un incendio si tiene los ojos tapados y nosotros no podemos acabar con esta pandemia si no sabemos quién está realmente infectado", apuntaba Tedros este lunes en rueda de prensa.

Por el contrario, debido al colapso del sistema sanitario en algunas regiones, en nuestro país hemos tomado una deriva totalmente contraria a las recomendaciones de la OMS. Como consecuencia del vertiginoso aumento de casos, en algunas de las zonas donde se concentran más positivos ya no se están realizando más pruebas diagnósticas.

Desde el pasado 15 de marzo, el nuevo protocolo del Ministerio de Sanidad excluía de los test de detección del coronavirus a aquellas personas que puedan estar infectadas y presenten síntomas leves. A partir de ahora, recibirán un seguimiento médico por teléfono y serán tratados como casos "sospechosos" desde su domicilio, sin llegar a confirmarse nunca si son o no positivos.

"En dos o tres días"

Según ha explicado Simón, desde el Gobierno son "muy conscientes de que una de las mejores maneras de prevención es hacer pruebas masivas a la población". "Se está haciendo un esfuerzo muy grande para hacerlo en dos o tres días", ha apuntado el director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

En ese sentido, el portavoz de Sanidad ha apuntado que el Gobierno está trabajando para solucionar la demora en la realización de pruebas de coronavirus y acabar con el atasco, así como aumentar la capacidad de hacer test a nivel nacional. La decisión de dejar de hacérselos a los casos leves, ha dicho, era la de priorizar la atención asistencial a los cuadros médicos más graves. 

De acuerdo con los últimos datos, el número de casos positivos de coronavirus en España ha aumentado a 11.178 personas, lo que implica 1.987 positivos más en tan sólo 24 horas. En total, el número de fallecidos se encuentra en 491 personas, mientras que más de un millar de pacientes han sido dados de alta. Madrid sigue concentrando la mayor parte de los casos, pero ya no supera el 50% de los positivos, como ocurría anteriormente. En total, cerca del 46% de los casos se encuentran hospitalizados.

Hace variar la tasa de mortalidad

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, la tasa de mortalidad de España ronda el 3% en todo el territorio nacional. No obstante, no es una cifra homogénea, sino que es una media: en Madrid, por ejemplo, la tasa de mortalidad asciende a un 5,1%. Esto en parte se debe a que los focos de contagio se han concentrado en puntos donde había mucha población de riesgo como las residencias de ancianos.

Si se contabilizasen tanto los casos confirmados como los "sospechosos", la muestra de positivos por coronavirus sería mucho mayor. El número de fallecidos no variaría, ya que cuando se trata de personas hospitalizadas se les sigue haciendo la prueba. Por el contrario, la tasa de mortalidad -la proporción de fallecidos respecto al total de contagiados- descendería de manera radical.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba