El Ministerio de Sanidad acaba de contabilizar 27.117 fallecidos por coronavirus, lo que implica 283 muertes más que ayer. No obstante, esta diferencia responde a un nuevo desajuste por parte de la forma de contabilizar los datos, ya que el número de fallecidos registrados en las últimas 24 horas es de 35 personas. 

Ayer, el Ministerio de Sanidad cambió por completo la forma de contabilizar los datos del coronavirus en nuestro país, de tal manera que los fallecidos no corresponden necesariamente a los producidos en las últimas 24 horas, sino que se trata de os comunicados durante los últimos siete días. Según explicó Simón ayer durante su comparecencia de prensa, estas defunciones no se han tenido por qué producir durante la última jornada.

De hecho, este nuevo 'ajuste' en la series de datos sobre la situación del coronavirus en nuestro país provocó que ayer Sanidad tuviera que rectificar la cifra de fallecidos, reduciéndola a 26.834 personas, un total de 1.918 fallecidos menos que los que aparecían en el informe previo. En su informe diario explican que "se está realizando una validación individualizada de los casos por lo que puede haber discrepancias respecto a la notificación agregada de días previos". 

El Ministerio de Sanidad lleva días 'ajustando' las series de datos sobre la situación del coronavirus en nuestro país. Este lunes, ha rectificado la cifra de fallecidos, reduciéndola a 26.834 personas, un total de 1.918 fallecidos menos que los que aparecían en el informe de ayer. En su informe diario explican que "se está realizando una validación individualizada de los casos por lo que puede haber discrepancias respecto a la notificación agregada de días previos".

Por otro lado, en lo que respecta al número de contagios, desde Sanidad han contabilizado un total de XXXX nuevos casos diagnosticados durante el último día. En el nuevo formato del informe diario presentado por Sanidad distinguen ahora entre los casos diagnosticados en las últimas 24 horas y aquellos que han tenido lugar en los últimos 14 días.