El Ministerio de Sanidad ha ocultado un contrato con la consultora Accenture para realizar un informe sobre inmunidad, según adelanta 'La Información'.

De esta manera, la cartera dirigida por Salvador Illa, al frente de la gestión de la crisis del coronavirus, ha eludido publicar la participación de la compañía en la elaboración de un estudio de seroprevalencia que se realiza a nivel nacional.

Así, el Gobierno no solo ha contado con la colaboración de empresas públicas, sino que está necesitando soporte informático de Accenture.

Hasta ahora, el contrato no se ha hecho público y no ha sido explicado por parte de los responsables. Al medio citado alegan que no se ha comentado el encargo del Ejecutivo de Pedro Sánchez por motivos de confidencialidad.

Diez días sin publicar contratos de compra de material

Asimismo, tal y como publica este jueves 'Vozpópuli', la cartera de Sanidad ha dejado de hacer públicos los contratos sobre la adquisición de material sanitario que ha adjudicado en las últimas semanas, coincidiendo con la publicación de informaciones que cuestionaban diversas licitaciones por contar con empresas opacas o haber incurrido en errores administrativos.

El último contrato anunciado fue el 'COVID61' para la adquisición de kits de detección y de extracción por un valor de 2,6 millones de euros

Fuentes del Gobierno consultadas por este periódico confirman, no obstante, que la compra de todo este material ha seguido su curso habitual y que se han seguido recibiendo lotes de protección durante este periodo de tiempo.

Este diario ha comprobado cómo desde el departamentos dirigido por Illa se ha dejado de publicar las adquisiciones de material sanitario que se han aprobado por medida de urgencia. No así en otros ministerios, que ofrecen información más actualizada en la Plataforma de Contrataciones, de acceso público y constituida como una herramienta de transparencia para conocer dónde terminan los fondos públicos.