La farmacéutica Pfizer ha comunicado este viernes que reducirá  los envíos de su vacuna contra la covid-19 a Europa para poder aumentar su capacidad de producción. Ante este suceso, el Ministerio de Sanidad, que solo recibirá el 56% de las dosis previstas, tendrá que replantear el sistema de reparto de vacunas y, según publica El Mundo, lo adaptará al ritmo de vacunación de cada comunidad autónoma.

Según el rotativo, a partir del anunció de Pfizer, el Ministerio de Sanidad llevará un sistema de reparto que, además de atender a "criterios equitativos", primará a aquellas administraciones cuyos ritmos de vacunación sean más rápidos.

De seguir este criterio, regiones como la Comunidad Valenciana, que ha vacunado el 92,1% de las dosis recibidas, o Galicia (86%), saldrían beneficiadas. En cambio, la Comunidad de Madrid, que únicamente ha inyectado el 51,2% de las vacunas, o Navarra (51,1%), recibirían menos cantidad.

"Afectará temporalmente"

Pfizer ha decidido emprender esta medida, a partir de la próxima semana, para aumentar su capacidad de producción de 1.300 a 2.000 millones de dosis al año, aunque ha aseverado en un comunicado que traerá efectos positivos ya que "proporcionará un aumento significativo de las dosis disponibles".

"Aunque esto afectará temporalmente a los envíos de finales de enero a principios de febrero, proporcionará un aumento significativo de las dosis disponibles para los pacientes a finales de febrero y marzo", apunta la farmacéutica en su comunicado.

La compañía ha afirmado que se encuentra "trabajando arduamente para entregar más dosis de las que se estimaron originalmente este año con un nuevo objetivo de alcanzar dos mil millones de dosis en 2021".