Sanidad

El aumento de casos en los rebrotes complican las elecciones gallegas y vascas

Los casos no hacen más que subir y, a un día de los comicios, son muchos los que expresan preocupación por el riesgo que puede suponer ir a votar

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. EFE

Cuando en el decreto de la 'nueva normalidad' se incluyó la posibilidad de que se celebrasen elecciones antes de que se alcanzase una vacuna o un tratamiento efectivo contra la covid-19, es probable que desde el Ministerio de Sanidad no se imaginasen que algunos de los rebrotes más importantes del país se produciría de manera paralela a sus comicios regionales.

Este viernes, los rebrotes han disparado el total de casos semanales de coronavirus hasta casi rozar los 3.000 casos, el dato más alto desde finales de mayo, cuando se registraron 2.875 positivos. Supone un aumento de un 45% en el número de casos semanales. Este viernes, los nuevos casos diarios han sido un total de 333, la mayoría de ellos en Cataluña y Aragón.

El brote en A Mariña y el de la localidad vasca de Ordizia, relacionado directamente con el Lérida, están complicando sobremanera la celebración de las elecciones vascas y gallegas, programadas para este domingo. El riesgo que puede suponer el ir a votar y las aglomeraciones consecuentes han ensombrecido por completo la campaña electoral, que ha despertado críticas tanto en Galicia por "ignorar" la alerta sanitaria como en el País Vasco por no dejar ir a votar a parte de la población.

La decisión del Gobierno vasco de no dejar votar a un total de 200 personas este domingo por estar infectados con covid-19 ha generado una gran cantidad de polémica. Según anunciaron este viernes las consejeras vascas de Salud y Seguridad, Nekane Murga y Estefanía Beltrán de Heredia, estas 200 personas tampoco podrán votar más adelante. Debido a la falta de antelación, el voto por correo tampoco es una alternativa para estas personas.

Los que sí podrán votar serán los ciudadanos identificados como casos estrechos de positivos de covid-19 que cuenten con una PCR positiva, un colectivo formado por unas 500 personas. Eso sí, con medidas de protección especiales. Según ha explicado Murga, "cualquier persona que experimenta alguno de los síntomas compatibles con covid-19 deberá permanecer en su domicilio" y comunicárselo a las autoridades sanitarias. De dar positivo este fin de semana por covid-19, tampoco podrán votar. Tampoco podrán acudir a votar las personas a las que se les ha indicado la realización de PCR y ese día todavía estuvieran pendientes de resultado.

La región está especialmente preocupada por el brote en Ordizia, en la provincia de Guipúzcoa, donde se ha detectado un foco cuyo origen es una persona llegada de Lérida. Por el momento, se ha detectado un total de 69 casos vinculados a este brote, pero por precaución, el Gobierno vasco ha seguido el ejemplo de la Generalitat y ha decretado el uso obligatorio de mascarilllas, al menos en esa localidad vasca. Durante los comicios, el Ayuntamiento de Ordizia ya ha anunciado que las mesas electorales estarán al aire libre en aquellos colegios donde se permita, además de habilitar una fila especial para los colectivos de riesgo.

Galicia no aclara qué medidas tomará

En Galicia, que tiene después de Lérida uno de los brotes más preocupantes, con más de 70.000 personas confinadas en la comarca de A Mariña, todavía no se plantean esta medida. No obstante, la disyuntiva para la Xunta de Galicia es la misma. Los contagiados gallegos deberán quedarse en casa y sus contactos sí podrán acudir al colegio, depositar la papeleta y acto seguido regresar a sus domicilios para seguir con la cuarentena.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a llamar a la calma y a pedir el voto este mismo viernes, día en el las autoridades han tenido que confinar Burela, el epicentro del foco de la comarca de A Mariña, con un 80% de los positivos. El líder gallego no ha aclarado si limitará el derecho al voto de los vecinos de la localidad, que cuenta con unos 55.000 habitantes. 

En las dos regiones será obligatorio llevar mascarilla en todo momento y lavarse las manos con frecuencia. El DNI se tendrá que mostrar, pero en ningún momento se entregará a los responsables de la mesa electoral. La mascarilla se retirará sólo de manera puntual para que se pueda comprobar la identidad del votante.

Este viernes, la Consellería de Sanidad informaba que, por el momento, hay confirmados otros 17 casos activos de personas afectadas por covid-19 en el brote de la comarca de A Mariña (Lugo). Los nuevos casos elevan a 182 el número de positivos dentro de este brote.

Según Sanidad de Galicia, cinco personas están ingresadas en el Hospital de Burela. Su evolución es favorable y, según anunciaba esta viernes el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, tres serán pronto dadas de alta lo que indica que el brote está controlado porque, además, los positivos de coronavirus que están apareciendo ahora son de contactos que ya estaban aislados.

Eso hará que, a partir de esta medianoche, se adopten nuevas medidas en la comarca. El departamento sanitario gallego levanta la limitación de movilidad en siete ayuntamientos como Alfoz, Lourenzá, Mondoñedo y O Vicedo. En otros seis ayuntamientos del distrito (como Barreiros, Foz, Ribadeo, Viveiro o Xove), solo se permitirán los desplazamientos en la franja de sus territorios y, en Burela, se mantendrá limitada la movilidad al ámbito geográfico del término municipal.

Almuiña también mostraba este viernes su preocupación por el caso del hombre infectado por coronavirus que viajó en autobús desde Madrid a Vigo y que ahora permanece ingresado en la UCI del Hospital Alvaro Cunqueiro. El Servicio Gallego de Salud (SERGAS) está haciendo el rastreo de todos los viajeros que permanecieron en contacto con este caso y algunos ya permanecen en cuarentena. Al parecer el viajero llegó a Madrid en un vuelo procedente de "procedente de un país con alta incidencia" según el titular gallego de Sanidad y desde la capital cogió un autobús para viajar a Galicia.

73 brotes activos y mucha preocupación

La realidad es que los rebrotes están elevando el temor a una segunda ola. A día de hoy hay un total de 73 brotes activos y no dejan de crecer, con nuevos focos apareciendo cada día que están volviendo a poner a prueba al sistema sanitario. El más acuciante, sin duda, es el de Lérida, que sólo este viernes ha registrado un total de 280 nuevos casos en la comarca, que acumula ya una veintena de focos, todos ellos relacionados con empresas hortofrutícolas. Hay otros cuatro en residencias de la tercera edad. 

El servicio sanitario ha tenido que instalar un hospital de campaña al lado del hospital principal de Lérida y la Generalitat ha anunciado que habilitará dos nuevos dispositivos ar atender a los pacientes. Los sanitarios de la zona están desbordados.  El sindicato Metges de Catalunya (MC), mayoritario entre los facultativos catalanes, ha denunciado que la falta de recursos humanos "dinamita la capacidad de respuesta" contra los brotes en el territorio.

Aragón, es la comunidad, por detrás de Cataluña, que más casos de coronavirus ha reportado en las últimas 24 horas, un total de 68. Por su parte, Andalucía ha registrado en la última jornada un nuevo brote en Málaga, con cinco contagiados, aunque el número total de brotes activos desciende a 17 porque por primera vez se han superado dos de ellos, el de Lepe (Huelva) y otro en Almería. Los brotes activos están en Granada, donde hay diez; en Almería, con dos; en Málaga, con cuatro; y uno en el Campo de Gibraltar (Cádiz), con 26 afectados.

En Madrid, la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad ha notificado hoy dos nuevos brotes de covid-19 en la capital que en total suman 11 casos. Tanto los once positivos como los 21 contactos de estos dos brotes, indican desde la Consejería de Sanidad, se encuentran en aislamiento domiciliario.

Uno de los brotes se ha detectado en un entorno familiar con 7 casos y distribuidos en tres domicilios de Madrid capital. La investigación epidemiológica ha identificado a 10 contactos o personas cercanas a los 7 casos identificados. Sanidad informa que se encuentran todos bajo seguimiento médico.

El segundo brote, también en Madrid capital, se ha identificado en una empresa unido a un entorno familiar con 4 casos y 11 contactos laborales y sociales. También permanecen bajo seguimiento médico. A estos dos brotes en la región, hay que añadir el notificado en un entorno laboral de Madrid capital la semana pasada, que se mantiene con 7 casos. Sanidad indica que ayer fue dado de alta el caso que requirió ingreso hospitalario con un cuadro de neumonía, no grave.

Y Extremadura ha notificado un cuarto brote en Badajoz, con 12 casos positivos y 51 contactos estrechos y ha anunciado que realizará un control "muy estricto" de la situación epidemiológica de la zona de salud de Villanueva del Fresno (Badajoz) por su proximidad al municipio portugués de Reguengos de Monsaraz -con 14 muertes por coronavirus y 169 positivos-.

Precisamente Extremadura es una de las comunidades que ha anunciado que hará obligatorio el uso de las mascarillas en todos los espacios públicos aunque se respete la distancia de seguridad, con lo que se une así a Cataluña y Baleares. Además, Aragón, Asturias, Cantabria y Murcia están estudiando poner en marcha esa medida.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba