La publicación ‘BMJ Case Reports’ ha documentado el caso de una persona que experimentó dos parálisis faciales, una tras la primera y otra después de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Se trata de la parálisis de Bell, que provoca debilidad o parálisis en los músculos faciales. La publicación explica que se ha documentado en un hombre de 61 años y que el primer episodio se desarrolló 5 horas después de la administración de la primera dosis y el segundo 2 días después de recibir la segunda.

Relata que el paciente desarrolló inicialmente debilidad facial del lado derecho 5 horas después de la primera dosis. Fue dado de alta y tras un tratamiento con esteroides la parálisis del nervio facial derecho se resolvió por completo.

Sin embargo, transcurridas seis semanas desde la administración de la primera vacuna recibió la segunda dosis y dos días después desarrolló una parálisis del nervio facial izquierdo más grave.