Sanidad

PharmaMar exportará tecnología a China para ayudar a diagnosticar casos del coronavirus de Wuhan

La compañía farmacéutica está trabajando para poder adaptar sus máquinas de diagnóstico para que identifiquen casos del coronavirus de Wuhan, donde tienen una de sus filiales, Genomica

Ilustración en 3D de un coronavirus como el del MERS.
Ilustración en 3D de un coronavirus como el del MERS. Shutterstock/Kateryna Kon

PharmaMar está desarrollando un "kit de diagnóstico" para ayudar a identificar nuevos casos del coronavirus conocido como 2019-nCov que ha surgido en la ciudad china de Wuhan y ha provocado la muerte hasta la fecha de al menos 106 personas. Más de 4.515 personas están afectadas por esta nueva neumonía, cuyo origen exacto todavía se desconoce y que ya se ha extendido a prácticamente todos los continentes del globo. Alemania confirmaba este mismo martes el primer caso "nativo" en Europa. 

La farmacéutica presidida por José María Fernández de Sousa es el único laboratorio español que cuenta con oficinas en la propia ciudad de Wuhan, foco del brote. Se trata de una oficina comercial de una de sus filiales, Genomica, especializada en tecnologías de diagnóstico molecular. Genomica dispone de una de las herramientas más avanzadas en el diagnóstico de virus a través de muestras de ADN, que hasta la fecha han utilizado sobre todo para identificar dos cepas del virus del papiloma humano.

No obstante, a raíz de la emergencia sanitaria que ha surgido a nivel mundial con la expansión de este nuevo coronavirus, están trabajando desde España para poder aplicar esa tecnología a la identificación de la ya conocida como "neumonía de Wuhan". Una vez adaptadas las máquinas que normalmente usan para detectar el VPH para que puedan diagnosticar el 2019-nCov, las exportarán a China.

Según afirman fuentes de la compañía, esperan poder hacerlo en un plazo de seis semanas, ya que además del VPH, ya contaban con la tecnología necesaria para diagnosticar otros tres coronavirus de la misma familia que el surgido en Wuhan, nuevo hasta la fecha. No sólo colaborarán con las autoridades chinas, sino que ya han recibido más pedidos de otros países.

El funcionamiento de las máquinas que exportarán es relativamente sencillo. Se trata de unos robots algo más grandes que una impresora, que se pueden adaptar para identificar a través de una muestra de sangre, tejido o incluso saliva.

Se introduce en uno de los compartimentos del dispositivo, que de manera automatizada, realiza análisis y presenta los resultados en cuestión de horas. Hasta la fecha ha funcionado sin problemas con otros tres coronavirus y sobre todo, con el VPH. De hecho, la tecnología de Genomica -cuya directora general es Rosario de Cospedal, hermana de la exsecretaria general del Partido Popular- ya se usa en 60 hospitales de toda España y se comercializa en 37 países.

Virólogos españoles trabajan para desarrollar una vacuna 

La farmacéutica de origen gallego no es la única en intentar encontrar posibles soluciones al brote de este nuevo coronavirus chino, cuyo supuesto origen está en un mercado de marisco y animales exóticos de la ciudad de Wuhan. Son muchas las compañías -sobretodo chinas- relacionadas con el mundo de la salud que está experimentando enormes subidas bursátiles al anunciar proyectos similares al de PharmaMar. 

De hecho, en China ya se está trabajando para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus, que está paralizando por completo el país. Según publica el periódico estatal Diario del Pueblo, el científico Xu Wenbo, del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, indicó que el organismo ya estaba desarrollando una vacuna contra el coronavirus “después de lograr aislar con éxito la primera cepa del virus”.

A nivel internacional, una de las compañías farmacéuticas más importantes del mundo, Gilead, está estudiando si uno de sus fármacos antivirales que en un principio había sido diseñado -sin éxito- para tratar el ébola podría utilizarse para intentar frenar este nuevo virus. 

De vuelta al panorama nacional, un grupo de virólogos españoles del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña ya participan en uno de los primeros estudios moleculares para diseñar una vacuna para el nuevo coronavirus. El equipo de investigadores ya ha empezado a trabajar junto con científicos del Laboratorio Nacional de Galveston y del Centro Médico de la Universidad de Texas (USA) para ampliar información sobre el origen y la evolución de la enfermedad, según ha informado este martes en un comunicado.

El tiempo acucia y a medida que avanza el número de víctimas mortales y aumentan los contagiados alrededor del globo, más urgencia genera encontrar una solución a esta amenaza, nueva y todavía desconocida. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba