La Unión Europea ha llegado a un acuerdo para crear un certificado europeo, conocido popularmente como pasaporte covid, que facilite desde este verano viajar a los europeos que hayan sido vacunados contra el coronavirus, tengan anticuerpos o dispongan de una PCR negativa, después de que el Parlamento europeo cediera ante los 27 y renunciara a la gratuidad que exigía para los test. El documento, que será multilingüe, gratuito y se expedirá tanto en soporte digital como físico, se llamará finalmente "Certificado Covid digital de la UE" y será válido en toda la Unión Europea desde el 1 de julio.

Eso sí, no librará de manera automática al viajero de tener que cumplir restrictivas al llegar su destino, como el cumplimiento de una cuarentena o un nuevo test PCR, pero sí recoge el compromiso de los Estados de miembro de abstenerse en principio de imponerle este tipo de medidas adicionales.

El objetivo es "facilitar la circulación" de los ciudadanos dentro de su territorio de forma libre y segura mientras los efectos de la pandemia sigan vigentes. En menos de un mes, los 27 estados miembros han alcanzado "una posición común para las negociaciones", una propuesta que ahora deberá ser aprobada en el Parlamento Europeo y, posteriormente, consensuada entre los estados miembros y la Eurocámara.

¿Qué datos incluirá?; ¿será necesario para viajar?; ¿y para acceder a eventos actualmente restringidos?, son algunas de las primeras dudas que suscita su puesta en marcha.

¿Qué datos incluirá?

El certificado recogerá la información relacionada con el portador y la covid-19: si ha recibido ya la vacuna y qué tipo, si ha pasado la enfermedad o si se ha realizado recientemente una PCR con resultado negativo. Además, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró en Twitter que su puesta en marcha "respetará la protección de datos, la seguridad y la privacidad".

¿Costará dinero?

Será gratuito y estará disponible en inglés y en la lengua oficial del país que lo emita.

¿En papel?

Se podrá presentar en formato electrónico (con un código QR) o en papel (mediante código de barras) y estará. Para la parte digital del pasaporte se posiciona como fundamental la verificación a través de la cadena de bloques, conocida como tecnología blockchain, que permite la transferencia de datos de una forma segura mediante el uso de la criptografía. Con ella, por tanto, se garantizaría la imposibilidad de falsificar este documento.

¿Será necesario para viajar?

Lo que sí ha quedado claro en las primeras reuniones en que no será un pasaporte sanitario que permita automáticamente que los ciudadanos recuperen la libertad de movimientos en el seno de la UE. "Para enfatizar el principio de no discriminación, en particular hacia las personas no vacunadas, la parte operativa del reglamento principal establece explícitamente que "la posesión de un 'Certificado Verde Digital' no es una condición previa para ejercer los derechos de libre circulación".

¿Servirá para acceder a eventos?

En la Unión Europea no descartan ampliar su uso "Hemos visto ya propuestas con proyectos pilotos para eventos culturales, y es posible solicitar requisitos a las personas que acuden a este tipo de eventos. Ya es posible ahora, se les puede pedir que lleven mascarilla y eso ya es un requisito. En otros sitios se pide tener un test negativo", ha afirmado el comisario europeo de Justicia, el belga Didier Reynders. En esta línea, el certificado europeo aportaría otra "posibilidad adicional" para comprobar si los asistentes como han recibido la vacuna, tienen anticuerpos o han resultado negativos en una prueba PCR.

¿Funcionará igual en todos los países?

Serán los Estados miembros los encargados de "crear la base legal" para utilizar el 'pasaporte covid' en supuestos como el mencionado anteriormente, haciendo uso de normas que se adecúen a la legislación europea de protección de datosy en las que se garantice la proporcionalidad. Con mención expresa a Irlanda, a tenor de la frontera virtual con Irlanda del Norte y la inestabilidad que se está registrando en esa región desde el Brexit, el texto prevé que los Estados miembros puedan "aceptar mutuamente certificados expedidos a nacionales de terceros países sobre la base de la reciprocidad".

¿Tendrá fecha de caducidad?

Aunque la Comisión Europea proponía que su vigencia durara hasta que la OMS diera por finalizada la pandemia, finalmente todo apunta a que se necesitará renovar el certificado a los 12 meses, al no saberse todavía cuánto durará la inmunidad que otorgan las vacunas.