Más de 3,2 millones de españoles disponen ya del certificado covid digital que este jueves 1 de julio entra en vigor en todos los países de la Unión Europea (UE) y que permite a sus usuarios viajar por todo el continente con libertad y sin necesidad de guardar cuarentena.

Se trata de un código QR digital que comienza a funcionar en toda la Unión el día en el que se producen muchos desplazamientos por las vacaciones de verano, y que se puede llevar en todos los dispositivos móviles -también impreso en papel- para demostrar que el titular del certificado ha recibido la vacuna contra la covid, dispone de un resultado negativo en la prueba de coronavirus -PCR o antígenos- o que se ha recuperado de la enfermedad en los últimos seis meses.

El documento, en vigor durante doce meses, funciona para las vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que por ahora ha validado los fármacos de Pfizer-BioNTech, Moderna, Astrazeneca y Janssen, pero cada país tiene la libertad de incluir en él otras no autorizadas como la rusa Sputnik V o la china Sinopharm.

En España -que adelantó la emisión de este pasaporte al pasado 7 de junio- tramitan este certificado las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, aunque este último sólo en los supuestos de haber pasado la enfermedad o estar vacunado, no si se presentan pruebas PCR o de antígenos.

La comunidad más activa en la emisión de certificados, según la información facilitada a Efe por los distintos gobiernos autonómicos, es Cataluña, con 681.600; seguida de Andalucía (462.934), Galicia (255.423) y Castilla y León (224.354). A la cola se sitúan Ceuta (4.600), Melilla (5.200) y Asturias (3.426).

La Comunidad de Madrid empezará oficialmente este jueves a expedir los pasaportes covid con la apertura de varios puntos donde se podrá gestionar de forma presencial tras unos días atendiendo solicitudes de manera telemática en prueba piloto. Aunque el certificado fue concebido para usar en los viajes transfronterizos en la UE, Bruselas anima a que su utilidad sea más amplía y sirva también en restaurantes, teatros, festivales y conciertos, por ejemplo.

Además, la Comisión Europea ha pedido a sus miembros que pongan en marcha de forma "coherente" el certificado digital, además de que estén "vigilantes" frente a la variante delta del coronavirus, ya que a finales de agosto puede suponer "el 90 % de las infecciones".