Tras un año de pandemia por la covid-19, las comunidades autónomas se afanan por adelgazar las listas de espera y que los hospitales recuperen su actividad pre-coronavirus. Las sucesivas olas de contagios no han dado tregua. Ahora, con España con una tasa de incidencia de 150 casos por cada 100.000 habitantes, se enfrentan a una tarea titánica: reprogramar citas, pruebas e intervenciones quirúrgicas que se suspendieron por la crisis sanitaria. En España, más de un millón de personas estarán esperando para operarse, con 170 días de demora media.

Son las últimas estimaciones recogidas, el pasado diciembre, en el informe Análisis de la Lista de Espera Quirúrgica en España. A junio 2020, elaborado por el Proyecto Venturi (una iniciativa que cuantifica el impacto del coronavirus en la demanda asistencial), que dirige Antonio Burgueño Jerez, miembro del comité científico de la Fundación Economía y Salud

Tres meses después de esos datos aportados por la entidad privada, desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), su portavoz, Marciano Sánchez Bayle indica a Vozpópuli que, tras las sucesivas oleadas y los incontables pacientes que han visto suspendidas citas, pruebas u operaciones desde marzo de 2020, esa cifra puede haber engordado "notablemente", pasando ya del millón de pacientes.

Citas perdidas en la pandemia

Sánchez Bayle alude personas a las que se les "descitó" en una primera, segunda y tercera ola y asegura que los datos oficiales no recogen la realidad porque muchas de esas citas que se perdieron por el camino, con los hospitales volcados en la atención a pacientes covid, han quedado sin contabilizar nuevamente.

Según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, no se debería esperar más de 6 meses para ser operado ni más de 60 días para acudir a una consulta externa

"No cuentan hasta que vuelven a entrar en las listas. Por tanto, si en diciembre se hablaba de más de un millón, ahora esas cifras pueden ser considerablemente mayores", insiste Sánchez Bayle para quien, recuperar la actividad quirúrgica previa al coronavirus, es un escenario al que probablemente no se vuelva hasta finales de año.

Según el portavoz de la FADSP, el objetivo sería reducir no sólo las listas de espera quirúrgicas, también las de consultas externas. Para la federación no se debería esperar más de seis meses para ser operado ni más de 60 días para acudir a una consulta externa. Las primeras consultas deberían realizarse en un plazo de quince días en más del 90% de los casos.

El pasado mes de mayo, en conversación con este digital, el portavoz de la Federación auguraba que el volumen de pacientes en espera, tanto para operaciones como para consultas, puede llegar a doblarse tras la pandemia.

Las listas oficiales

Los últimos datos oficiales sobre listas de espera son los del Ministerio de Sanidad. Contemplan un periodo muy concreto: desde enero de 2020 (antes del estallido de la pandemia) a 30 de junio del mismo año, ya en plena desescalada y antes del inicio de la segunda ola. En esa fecha había 691.508 personas esperando para pasar por el quirófano, 20.014 más que en el mismo periodo del año anterior.

Con los últimos datos del Ministerio, Traumatología, Oftalmología y Cirugía General y de Digestivo, son las especialidades que acumulan más demoras

Además, aumentó la media del tiempo de espera de 55 días para una intervención no urgente en comparación con el mismo periodo del año anterior. Con datos del primer semestre de 2020, era de 170 días. Por especialidades, la que acumulaba mayor demora era Traumatología con 180.706 personas, 9.172 pacientes más que el año anterior; seguida de Oftalmología, con 140.587 pacientes; y de la Cirugía General y de Digestivo, con 126.682 pacientes.

Castilla-La Mancha, los peores datos

Por días de espera para someterse a una intervención, Castilla-La Mancha era la comunidad con peores datos: 269; seguida de Cataluña (223 días); Andalucía (212 días); Aragón, 171 días; Canarias (163 días); Castilla y León (161 días); Comunidad Valenciana (154 días) y Cantabria, 150 días.

Desde la Consejería de Sanidad de esta última región indican a Vozpópuli que, sin embargo, a medida que ha ido bajando la incidencia del coronavirus, esas demoras han ido recuperándose. Es más, el Hospital de Valdecilla, en Santander, ha activado este mismo lunes, por primera vez en la pandemia, los tres quirófanos que estaban inactivos (sumando un total de 26). Además, mantiene otros cuatro quirófanos activos en el Hospital de Liencres, donde se va a pasar a operar tres días por la tarde.

Esperas en Castilla y León

Desde Castilla y León, una de las comunidades con peores registros cuando se habla de espera quirúrgica, la secretaria de Sanidad del PSOE en Salamanca, María García, aborda la situación en el Complejo Hospitalario de la capital y apunta que ha sido donde más intervenciones quirúrgicas programadas se han tenido que aplazar el pasado año y donde la demora media ha aumentado "espectacularmente" pasando de 124 días a 191 días a 31 de diciembre del 2020.

A finales de febrero, había un total de 7.023 pacientes en lista de espera quirúrgica y la demora era ya de 800 días de espera en cirugía general, según la portavoz socialista en Salamanca.

A fecha de 26 de febrero, según los mismos datos, hay un total de 7.023 pacientes en lista de espera quirúrgica y la demora es ya de 800 días de espera en cirugía general explica María García a Vozpópuli. Alude a pacientes que no constan todavía en ningún registro porque todavía no tienen notificación para acudir a una consulta, prueba diagnóstica o intervención a pesar de tenerla solicitada.

García alude a "la mala gestión y los recortes" que se aplican desde la Junta, una situación que ya era "grave", asegura, antes de la crisis sanitaria pero que se ha visto agravada por la pandemia. La portavoz socialista ha pedido la elaboración "inmediata" de un Plan estratégico que "solucione de una vez por todas estos problemas"..

La lista de espera global para intervenciones quirúrgicas, denuncian los socialistas, en los hospitales del Sacyl al cierre del 2020 está en 36.086 pacientes, un 2% más que en el mismo periodo del año pasado. Y la demora media ha pasado de 94 días en diciembre de 2019 a 152 días en el mismo mes del 2020.

Las regiones con menos listas

Siempre con datos relativos al primer semestre del año pasado del Ministerio de Sanidad, por regiones, las que registraron menos tiempo de espera para una operación en España son Madrid (con 42 días); Melilla y Asturias (con 52 días); La Rioja, (69 días) ; País Vasco (96 días); Galicia, con 101 días; Navarra (112 días); Murcia (118 días) ; Extremadura (131) ; Ceuta (134 días) y Baleares, con 140 días.

Mientras avanza el proceso de vacunación y mientras la pandemia lo permita, esas mismas comunidades pretenden que los hospitales recuperen cuanto antes su vida pre-covid. Galicia, por ejemplo, ha anunciado que pondrá en marcha un plan de recuperación de la actividad hospitalaria afectada por el coronavirus al que se destinarán, al menos, 15 millones de euros.