El Ministerio de Sanidad, junto a las comunidades autónomas, está trabajando en un nuevo sistema para clasificar la incidencia del coronavirus en cada región. El nuevo sistema establece cuatro niveles de riesgo para las poblaciones con más de 5.000 habitantes: bajo, medio, alto y extremo. Es el conocido como sistema 'semáforo' que ya han implantado otros países o la propia Unión Europea.

Los criterios se dividen en dos bloques, uno que tiene en cuenta la transmisión del virus y otro la capacidad asistencial.

Dentro de los indicadores de transmisión, se tendrá en cuenta la incidencia acumulada en los últimos 14 días, la incidencia acumulada de los últimos siete días y el porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas realizadas. 

Respecto a la capacidad asistencial, se fijarán en el porcentaje de ocupación de camas en planta y en UCI por pacientes con coronavirus. 

En el vídeo que precede a estas líneas, el redactor de Vozpópuli, Grego Casanova, explica el funcionamiento y los criterios de este 'semáforo' de la covid.