El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha concretado este martes las medidas incluidas en el "plan para la transición hacia la nueva normalidad", según sus palabras, aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros de este martes. Así pues, en una rueda de prensa posterior al Consejo, Sánchez ha señalado que el plan se dividirá en cuatro fases, con medidas concretas para cada periodo, con una duración total de entre seis y ocho semanas, según los pronósticos del Ejecutivo. Cada fase tendrá una duración mínima de dos semanas.

  • Fase cero: será un periodo de preparación. Además de las medidas de alivio ya aprobadas, como la salida de los menores o la posibilidad de hacer ejercicio a partir del próximo 2 de mayo, se permitirá la apertura de locales con cita previa para la atención individual de los clientes. Un ejemplo son los restaurantes con servicio de comida a domicilio o el entrenamiento individualizado a deportistas profesionales. 
  • Fase uno o inicial (a partir del 11 de mayo): se podrán iniciar algunas actividades económicas. Abrirá el pequeño comercio, pero no los centros comerciales. Abrirán las terrazas, con un nivel de ocupación del 30%, y los hoteles, aunque se vetarán los espacios comunes. Se regulará un horario preferente para los mayores de 65 años, por ser el grupo de más riesgo. Los sectores agrario y pesqueros reiniciarán también la actividad.
  • Fase dos (a partir del 25 de mayo): se permitirá la reapertura del interior de los locales, con una limitación de aforo del 30%. Se permitirán actividades de refuerzo en los centros educativos, si bien las clases se reanudarán en septiembre. Además, se abrirán también las guarderías para menores de seis años, para los casos en los que los prgenitores trabajen y necesiten este servicio. En esta fase se permitirá la celebración de la Selectividad. Se reanudará la caza y la pesa deportiva, así como la actividad en teatros y cines con butacas asignadas y una reducción de aofro del 30%. También se permitirán la celebración de espectáculos culturales con menos de 400 personas, siempre y cuando los espectadores estén sentados, y también los rituales de cultos, con un aforo del 50%.
  • Fase tres (a partir del 8 de junio): se recomendará el uso de mascarillas en los lugares públicos, y se exigirá una distancia mínima de dos metros en los comercios. En el caso de restauración, las medidas serán más flexibles, pero se impondrán una serie de medidas aún sin detallar. Se podrán cambiar de provincia.
  • Cuarta fase (a partir del 22 de junio): será el fin de la desescalada hacia la "nueva normalidad". Seguirán haciéndose estudios epidemiológicos para controlar la epidemia, y seguirán siendo aconsejable el uso de mascarillas.