Sanitatem

El caso de un coro norteamericano se convierte en el ejemplo perfecto de cómo se transmite el coronavirus

Un coro del estado de Washington se reunió un día para ensayar antes de que el coronavirus golpease con fuerza en EEUU y terminó con un 87% de sus miembros contagiados

Imagen al microscopio electrónico del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19
Imagen al microscopio electrónico del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19 NIAID-RML

Todavía queda mucha investigación por delante para entender bien cómo funciona el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y sobre todo, cuál es su capacidad real de contagio. Este miércoles, el Ministerio de Sanidad publicó los primeros resultados sobre la prevalencia del virus en nuestro país: tan sólo un 5% de la población se ha contagiado del mismo, algo que podría interpretarse como que el virus no es tan contagioso, pero no es así. 

Por un lado, hay que tener en cuenta que un 5% de la población española equivale a en torno a 2,3 millones de personas. Por otro lado, las medidas de confinamiento siempre ayudan a evitar que el virus se propague y los resultados son obvios.

De hecho, el caso de un coro estadounidense en el estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos, se ha convertido en uno de los ejemplos más ilustrativos de la capacidad de transmisión que tiene el SARS-CoV-2. Una sesión de ensayo con un caso positivo de covid-19 resultó en un total de 53 nuevos positivos y dos defunciones, ya que el virus se transmitió al 87% de los miembros del coro en cuestión de horas.

De acuerdo con el informe del Centro Nacional de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que ha realizado con el caso, al menos 61 personas acudieron el pasado 10 de marzo a un ensayo de coro el condado de Skagit, que en aquel momento no tenía ningún caso de coronavirus registrado. Cuando llegó el momento del ensayo, uno de ellos presentaba síntomas similares a los del resfriado.

Un ensayo, 53 contagios 

Una semana más tarde, los responsables del coro informaron a las autoridades sanitarias de varios miembros del grupo de canto se habían puesto enfermos, por lo que se puso en marcha un rastreo de contactos para intentar averiguar lo ocurrido.

La investigación de la CDC, publicada esta semana, ha descubierto que del total de 61 miembros, al menos 33 personas han dado positivo por coronavirus, mientras que otra veintena de personas pueden ser casos posibles, ya que presentan síntomas pero las pruebas resultaron negativas en ese momento.

Esto implica que a partir de un sólo caso, el 87% de los miembros del coro resultaron contagiados. Dos de ellos perdieron la vida, como hemos apuntado anteriormente. ¿Cómo es posible? ¿Es una consecuencia directa del nivel de virulencia del virus, o se debe a más factores? Vayamos por partes.

Ilustración del CDC sobre el contagio en este caso
Ilustración del CDC sobre el contagio en este caso

Factores que a tener en cuenta 

Si bien este caso es muy representativo de la capacidad que tiene el virus de propagarse, de acuerdo con el informe de la CDC, también influyeron varios factores. En primer lugar, el hecho de que si bien durante la mayor parte del tiempo mantuvieron la distancia de seguridad "tuvieron varias oportunidades" para contagiarse, como al final del ensayo, donde compartieron comida, tuvieron que ensayar de pie o se ayudaron mutuamente a recoger el material.

Por otro lado, el hecho de que estuvieran cantando también puede haber influido, de acuerdo con el CDC. Como todos sabemos ya, el contagio del nuevo coronavirus se produce principalmente a través de las gotículas de líquido respiratorio que expulsamos al estornudar, toser o hablar. Cantando también expulsamos estas diminutas gotas.

"El acto de cantar, en sí mismo, puede haber influido a la transmisión a través de la emisión de aerosoles, que se ven afectados por el volumen con el que se canta", explican en el informe. Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es que los conocidos como 'súpercontagiadores' tienen la capacidad de expulsar más de estas gotitas que la mayoría de la población, por lo que contagian a más gente.

Desde las autoridades norteamericanas sospechan que este caso podría haber sido uno de ellos. Por otro lado, otro de los factores que jugó un importante papel fue el hecho de que se encontraban en un recinto cerrado, donde los aerosoles permanecen más tiempo, y que la media de edad de los miembros del coro era de 69 años. A mayor edad, mayor probabilidad no de contagio, si no de desarrollar un cuadro más grave de la infección. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba