Dos millones de mutualistas españoles se sienten "desatendidos" y consideran que se "les discrimina" respecto al resto de ciudadanos. ¿El motivo? Según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) porque las aseguradoras de las mutuas están negándoles la posibilidad de hacerse pruebas del coronavirus, aunque tengan síntomas compatibles con el virus, que sí se les están haciendo al resto de la población en los centros de salud.

El sindicato se ha dirigido por escrito a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE); a la Mutualidad General Judicial (MUGEJU) y al Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) pidiendo que se establezca un procedimiento que, en todo el territorio nacional, garantice a los mutualistas y beneficiarios, que se les realice "la prueba PCR u otra técnica de diagnóstico molecular adecuada a cada caso sospechoso de covid-19 en las primeras 24 horas desde el conocimiento de los síntomas".

Según explica a Vozpópuli  Encarna Abascal, secretaria técnica nacional de Prevención de Riesgos Laborales en CSIF, la situación no ha cambiado desde que el sindicato se ha dirigido a las mutualidades que, por el momento, subraya "se mantienen en silencio". Siguen haciendo las PCR, indica Abascal, respecto al "antiguo criterio", es decir, a mutualistas "ingresados o con infección aguda"

Abascal indica que los mutualistas se están encontrando "con el rechazo de las compañías (aseguradoras) para hacerles las pruebas, aún presentando cuadros clínicos y síntomas acordes a patología covid-19 y pese a que los test han sido prescritos por médicos de sus entidades.

En contra de los criterios de diagnóstico

La situación, critica el sindicato, contraviene lo establecido en la orden SND/414/2020 del 11 de mayo. Contraviene, además, añaden la estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia, consensuada en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para ampliar la capacidad de detección precoz, y de seguimiento y vigilancia de los contactos estrechos de los casos confirmados.

"Son las mutualidades las que tienen que hacer un protocolo acorde a lo que indica esa estrategia de diagnóstico, dotarse de PCR e informar a los mutualistas que pueden acudir a la aseguradora si presenta síntomas, pero eso se tiene que protocolarizar, igual que se hace en Atención Primaria o en los hospitales".  

Sin información, sólo silencio

¿A qué se debe la falta de protocolo?. Abascal lo achaca a "dejadez". Es un ejemplo, prosigie, de que "las medidas se aprueban, pero luego tardan en aplicarse. Hablamos de retraso o que las mutuas no se han dado por enteradas, porque en ningún lado han comunicado que se esté preparando un protocolo para hacer las pruebas. Solo hay silencio".

Admite que entre los dos millones de mutualistas existe preocupación porque, en algunos casos, han podido contagiarse del coronavirus en "sus puestos de trabajo". Por eso, precisa, se sienten "desatendidos y que existe discriminación respecto al resto de ciudadanos".

Por otro lado, CSIF ha pedido al Gobierno "una adecuada financiación de las
mutuas". Para garantizar una 'desescalada' segura, según el sindicato, debe incluirse "con carácter general" la realización de pruebas PCR a todos los empleados públicos que se incorporen en cada una de las fases.