Sanitatem

226 españoles han muerto por coronavirus desde que Sanidad congeló la cifra de fallecidos

Desde el pasado 7 de junio, la cifra de fallecidos por covid-19 en los informes de Sanidad se mantiene intacta: 27.136 personas

Los datos de fallecidos del Ministerio de Sanidad no concuerdan con los de las comunidades autónomas
Los datos de fallecidos del Ministerio de Sanidad no concuerdan con los de las comunidades autónomas VP

Un total de 226 personashan muerto en nuestro país por covid-19 desde el pasado 7 de junio, fecha en la que el Ministerio de Sanidad optó por congelar la serie histórica de fallecidos hasta nuevo aviso, de acuerdo con los informes diarios de las comunidades autónomas recopilados por Vozpópuli

Este jueves, Sanidad cumple un total 11 días con su serie histórica de fallecidos congelada en la misma cifra: 27.136 personas. Sólo registró un muerto el mismo día 7 de junio en Asturias. Por desgracia, el hecho de que el informe diario lleve más de diez días reportando el mismo número de muertos no quiere decir que podamos celebrar casi dos semanas sin fallecidos.

De acuerdo con los datos proporcionados diariamente por las diferentes comunidades autónomas, desde el 7 de junio y hasta el 17 del mismo mes, el número de personas que han perdido la vida por covid-19 en nuestro país es de 226. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que este recuento es aproximado, ya que no todas las regiones han actualizado sus datos a diario.

Si se tienen en cuenta los datos desde el 25 de mayo, día en el que el Ministerio cambió de método en el recuento de muertes y dejó de proporcionarlas como "nuevos fallecidos diarios" a "fallecidos en los últimos 7 días", el número de defunciones reportado por las autonomías es de 823 personas, frente a las 302 víctimas mortales contabilizadas por Sanidad. 

Según ha explicado en varias ocasiones el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, están "limpiando" la serie y esperan poder proporcionar los datos ajustados "a finales de semana", una vez los hayan validado con todas las comunidades. Una promesa que ya hizo la semana anterior sin que llegase a cumplirse.

Este jueves, Simón no ha hecho declaraciones sobre la 'no-actualización' de los datos de fallecidos. El pasado martes, volvía a asegurar que, aunque no prometía nada, esperaba poder dar los datos actualizados de muertes esta semana. 

"Creemos que mañana los datos estarán completos o casi completos. Pero en estos próximos días es muy posible que los podamos dar ya directamente; quizás a final de semana. No lo prometo, pero desde luego estamos haciendo un esfuerzo muy importante por cerrar ese episodio de los fallecidos, que desde luego a ninguno nos gusta tener esa cifra congelada", explicó hace dos días. 

Según ha explicado en reiteradas ocasiones, parte del problema procede de las autonomías, que están teniendo dificultades a la hora de validar sus datos y ajustarlos al nuevo sistema. De hecho, durante el proceso de recopilación de los fallecidos diarios, este medio ha podido comprobar que los ajustes no son sólo cosa del Ministerio. Por ejemplo, en Andalucía, el 1 de junio y el 16 de junio la cifra de muertos diarios fue de -1 persona. 

Aragón, por ejemplo, registró un repunte de fallecidos de hasta 23 personas el 4 de junio y, desde entonces, tiene sus datos en revisión, por lo que no se han podido incluir en el recuento a partir de esa fecha. Huelga decir que cada autonomía proporciona sus datos de una manera distinta: ya sea en gráficos directamente, añadiendo los nuevos fallecidos al total o aportándolos aparte, entre otros métodos. 

La realidad, por otro lado, es que España lleva bastante más de diez días sin saber realmente cuánta gente sigue falleciendo en nuestro país por culpa de la covid-19. Según Simón, los fallecimientos rondan entre "dos y tres cada día", pero se desconocía cuál es la cifra exacta, ya que aunque estos más de 200 muertos están parcialmente representados en los informes de Sanidad, quedan escondidos en la cifra de fallecidos "en los últimos siete días". 

Primer cambio: 11 de mayo

¿Por qué tanta confusión? El lío empezó el 11 de mayo, día en el que el Ministerio de Sanidad empezó a implementar el nuevo sistema de vigilancia de casos y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, con el objetivo de mejorar la capacidad de detectar casos y poder proporcionar información diaria sobre la fecha del diagnóstico de los nuevos positivos y el día en el que iniciaron síntomas, entre otras cosas. Según ha explicado en diversas ocasiones Simón, la idea era mejorar "la calidad de la información" para dar una idea más ajustada de cómo evolucionaba la epidemia.

En ese sentido, es cierto que los nuevos informes del Ministerio ofrecen más datos que antes respecto a los positivos y son capaces de determinar la fecha en la que estas personas iniciaron síntomas, entre otras cosas. No obstante, este nuevo sistema ha provocado tanta confusión en el número de fallecidos que ha obligado a Sanidad a dejar de ofrecerlos.

Segundo cambio: 25 de mayo

Y es que, aunque el cambio se puso en marcha el 11 de mayo, la gran sorpresa llegó dos semanas después, el 25 de mayo, día en el que desaparecieron un total de 1.918 defunciones del total de muertes. Simón explicaba aquel día que se habían producido "discrepancias" con los datos de las autonomías, que estaban teniendo problemas para ajustarse al nuevo sistema.

Esto implicaba que esas más de 1.900 defunciones tenían que validarse, ya que algunos de los fallecidos no tenían una PCR que confirmase que habían padecido coronavirus, se encontraban duplicados en la serie o se desconocía la fecha de defunción. Por otro lado, pasaron de ofrecer el número de muertes entre fallecidos totales y nuevas defunciones a fallecimientos totales y "defunciones en los últimos 7 días", una serie que produjo confusión entre la prensa.

Dos días después, el 27 de mayo, Sanidad dio un nuevo giro de guion y anunció que ante los problemas que generaba el nuevo sistema, que les obligaba a hacer ajustes constantes en las series, sólo sumarían a la cifra total de muertes aquellas cuya "fecha de defunción" correspondiese a las 24 horas anteriores. "Únicamente se suman al total de forma diaria los casos en los que consta como fecha de fallecimiento la del día previo a la hora de elaboración del presente informe", explicaban en el texto de aquel día.

Fue entonces cuando se empezaron a registrar aumentos de nuevos fallecidos de uno o dos al día. Es decir, sólo se añadían al total aquellas muertes en las que Sanidad contaba con un certificado de defunción que garantizaba que el deceso se había producido el día anterior, lo que provocó cierto roce con las comunidades autónomas, que seguían registrando más fallecidos al día que los que aparecían en el informe de Sanidad. Según explicó entonces Simón, el resto de las defunciones se validaban para determinar en qué fecha se habían producido y se sumaban a la columna de "fallecidos en los últimos 7 días".

7 de junio: dejan de reportar fallecidos nuevos 

Eso duró, no obstante, hasta el 7 de junio, hace un total de 11 días. Aquel domingo, el director del CCAES anunció que debido a los problemas que se estaban produciendo con los datos y las discrepancias con las comunidades autónomas, desde el Paseo del Prado han optado por congelar la serie hasta nuevo aviso. O hasta "que se validen" las cifras con las autonomías, de acuerdo con Simón.

Desde entonces, ha habido días en los que las comunidades han llegado a reportar hasta cerca de una treintena de fallecidos, como ocurrió el pasado 11 de junio. Aquel día, en el informe de Sanidad no apareció ni un solo fallecido nuevo. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba