Sanitatem

Precariedad ante el coronavirus: los contratos temporales llegan al 85% en urgencias hospitalarias

"Es un grave problema" que afecta en torno al 30% de los profesionales de Enfermería, critican desde SATSE. El despacho de abogados de Miguel Durán propone sacar adelante una ILP para defender al personal interino de la sanidad pública

Una ambulancia llega con un enfermo a las urgencias del Hospital Lucus Augusti, en Lugo.
Una ambulancia llega con un enfermo a las urgencias del Hospital Lucus Augusti, en Lugo. EFE

Muchos de los profesionales sanitarios que en estos días se enfrentan sin descanso al coronavirus llevan años encadenando contratos laborales por semanas, días o, incluso horas. La situación es especialmente grave en Urgencias, donde el porcentaje de precariedad alcanza el 85%. En enfermería, la temporalidad afecta en torno al 30%. El despacho de abogados Durán & Durán ha impulsado una campaña para "defender al personal interino de la sanidad pública frente al abuso de la administración pública".

"Miles de enfermeras y enfermeras viven pendientes de que el teléfono suene para trabajar. No saben cuándo y dónde van a trabajar, ni por cuanto tiempo. no pueden conciliar su vida laboral y personal, no pueden hacer ningún plan de futuro…", señalan a Vozpópuli desde el sindicato de Enfermería SATSE. 

Lo que está ocurriendo en la actual crisis sanitaria, afirman desde el sindicato, es que se están reforzando las plantillas contratando temporalmente a enfermeras y enfermeros que estaban en las bolsas de contratación. "Se han tenido que incorporar a una realidad muy grave, con una sobrecarga asistencial tremenda y, encima, sin la protección necesaria para garantizar su salud y seguridad, con lo que la ansiedad, estrés y desgaste físico y psíquico es muy grande", se quejan.

Un 85% de precariedad en Urgencias

En urgencias hospitalarias, añade Ángela Hernández, vicesecretaria de la Asociación Madrileña de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), además de no tener reconocida aún la especialidad (una petición de hace décadas, subraya) la precariedad (contratos eventuales o de interinos) alcanza el 85% de la plantilla.

El sindicato médico lleva abordando esta cuestión desde hace años. En 2016, con el despacho Arauz de Robles, iniciaron lo que denominaron “vía europea” en demanda de sanción por fraude de Ley en la contratación y abuso de eventualidad e interinidad. Tras este largo periodo, explican desde el sindicato, los primeros casos están ya pendientes de lo que resuelva el Tribunal de Justicia Europeo, que recientemente ha celebrado la vista sobre el caso.

El pasado 19 de marzo, el Tribunal de Justicia  de la UE  falló  en contra de la sucesión de contratos temporales en la Administración pública española (afecta a 800.000 interinos). Para acabar con el uso abusivo de ese tipo de contratos, proponía convertirlos en “indefinidos no fijos” o abonar una indemnización por despido.

La calidad de la atención

La temporalidad, critican desde SATSE, es una "grave problema de nuestro sistema sanitario que afecta en torno al 30 por ciento de las enfermeras y enfermeros de nuestro país". Tres de cada diez profesionales de este colectivo, apuntan, encadenan contratos de horas, días o semanas durante años "lo que supone un grave perjuicio también para los pacientes y al sistema sanitario en su conjunto".

"Un día les puede tocar en Traumatología, otro en Maternidad… esto, sin duda, afecta negativamente a la calidad en la atención que se presta a los pacientes", critican desde SATSE

Estos profesionales, detallan, tienen que trabajar "de manera reiterada en unidades, servicios o centros sanitarios diferentes. Un día les puede tocar en Traumatología, otro en Maternidad… esto, sin duda, afecta negativamente a la calidad y seguridad en la atención que se presta a los pacientes".

El coronavirus agrava su situación

Desde SATSE hablan de una realidad "lamentable" que, critican, ocurre porque a los distintos servicios de salud "les sale más barato. Es cuestión de dinero. Es un claro ejemplo de que no se antepone la salud y seguridad del paciente a otros intereses puramente económicos".

El pasado año "se vendió a bombo y platillo que se convocaría una macro oferta pública de empleo para reducir la temporalidad al 8 por ciento y al final no se ha cumplido este objetivo", aseguran. El sindicato de Enfermería reclama que, en todos los servicios de salud, se establezca una convocatoria cada dos años, al menos, de un concurso-oposición para crear empleo estable. "En educación se ha hecho y creemos que se puede hacer igualmente en sanidad", matizan.

Hay centros sanitarios de Madrid, como el Hospital Infanta Sofía, donde la tasa de temporalidad de sus trabajadores supone más del 65% o más del 61% en el Infanta Leonor

El problema, agregan desde la Federación de Sanidad de CCOO en Madrid, es que con la llegada de la pandemia se han suspendido los procesos de oposición ya iniciados. Cuando finalice la emergencia sanitaria, el sindicato propone retomar las negociaciones. Según los datos de esta organización sindical, hay centros sanitarios de la comunidad, como el Hospital Infanta Sofía donde la tasa temporalidad de sus trabajadores supone más del 65 por ciento o más del 61 por ciento en el Infanta Leonor. 

Movimiento social por los trabajadores

"Estamos hartos de escuchar cómo el personal interino en la sanidad pública concatena decenas de contratos durante años, sin la posibilidad de ser fijos. Eso es un fraude de ley como 'un castillo'", sentencia el enunciado de la campaña #Losquierofijos, una iniciativa impulsada por el despacho de abogados Durán & Durán Abogados  cuyo objetivo, explica a Vozpópuli Héctor Durán, es "defender al personal interino de la sanidad pública frente al abuso de la administración Pública en materia de contratación temporal".

La iniciativa, señala Durán, cobra mayor sentido cuando "explota la pandemia del coronavirus y diferentes profesionales nos explican que les mandan al frente de batalla sin nada. Y vemos que no hay ningún movimiento social, que nadie se mueve en ese sentido", señala. 

"No queremos ganar un duro, pero estamos convencidos de que hay que moverlo", indica Héctor Durán sobre la iniciativa que han lanzado para acabar con los contratos interinos del personal sanitario

Héctor Durán indica que tras su propuesta no existen intereses económicos. "No queremos ganar un duro, pero estamos convencidos de que hay que moverlo", indica. Añade que han hablado de este tema con diferentes sindicatos sanitarios y que, cuando acabe el confinamiento, quieren lanzar una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) en la que buscan implicar a los principales despachos de abogados para conseguir medio millón de firmas.

"Creo que la sacaremos adelante", augura. Según los datos que baraja el despacho, un 35 por ciento de las plantillas de enfermería o celadores de los hospitales públicos tienen contratos de interinos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba