Sanitatem

José Manuel Freire (PSOE): "Madrid lleva años al límite: es la comunidad con menos médicos por habitante"

El médico y diputado socialista en la Asamblea de Madrid asegura que la Comunidad no está preparada para un cambio de fase: dice que el incremento de personal en Atención Primaria es insuficiente y que faltan más PCR

El diputado socialista en la Asamblea de Madrid y portavoz de Sanidad, José Manuel Freire.
El diputado socialista en la Asamblea de Madrid y portavoz de Sanidad, José Manuel Freire. EUROPA PRESS

Médico y diputado socialista en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire (Orense, 28 de abril de 1949) nunca imaginó que, en pleno siglo XXI, una epidemia pudiera poner en cuarentena a todo un país, paralizando por completo la vida social y económica. Su generación, confiesa, jamás ha conocido nada igual. Portavoz de Sanidad desde 2011, cree que se ha pasado lo peor de la crisis y piensa que si, como sociedad, "lo hacemos colectivamente bien", se podrá vivir con el coronavirus hasta que exista una vacuna o deje de circular como una amenaza para la salud pública. Admite, eso sí, que un nuevo repunte "es muy preocupante".

Profesor emérito del Departamento de Salud de la Escuela Nacional de Sanidad (ENS) del Instituto de Salud Carlos III, José Manuel Freire cree que el Gobierno de España está gestionando "bien" una crisis "complejísima" y señala, en entrevista con Vozpópuli, que, como ciudadano, le "apena profundamente" que para el líder del PP, Pablo Casado, esta crisis "tan demoledora" sea sólo una "magnífica oportunidad sobrevenida para debilitar al partido rival". 

Respecto a Madrid, el epicentro de la crisis de la covid-19 en España, matiza que es bueno distinguir la gestión sanitaria de la crisis y la gestión política "muy personalmente" llevada por la presidenta Isabel Díaz Ayuso  a quien acusa de utilizar de forma partidista su posición institucional para atacar al Gobierno.

La actitud del PSOE hacia el Gobierno regional en la Asamblea ha sido, subraya, "de leal colaboración institucional", que, en su opinión, "es lo que toca en una crisis así". El diputado socialista asegura que Madrid no estaba preparada para pasar este lunes 18 de mayo a la Fase 1. Considera que el refuerzo de personal en Atención Primaria es insuficiente y que falta hacer más pruebas PCR a los casos sospechosos.

¿Cómo ha vivido estos últimos meses y qué sentimientos le produce la crisis sanitaria?

Afortunadamente me encuentro muy bien; si he llegado a pasar la covid-19, ha sido como asintomático. He vivido este tiempo confinado como cualquier ciudadano porque, aunque me presenté voluntario a través del Colegio de Médicos, tras una primera llamada del Servicio Madrileño de Salud, no me volvieron a llamar. De modo que he vivido la fase aguda de la crisis muy conectado y activo, pero con un sentimiento de impotencia por no poder ayudar directamente en nada; también con una sensación de desconcierto y alarma viendo cómo un nuevo virus amenaza todo lo que parecía tan sólido y seguro en nuestro mundo desarrollado.

Como médico, ¿imaginó enfrentarse alguna vez a una situación semejante?

Imposible imaginarse que en pleno siglo XXI, y en España, una epidemia pudiera cuarentenar a todo el país, paralizando por completo la vida social y económica, con todos los hospitales desbordados de pacientes como ha pasado en Madrid. No, nunca pensé que esto pudiera ocurrir aquí. Y me reprocho no haber visto antes las señales de que esto era posible, estando al tanto de lo que pasaba en China. Mi generación nunca ha conocido aquí nada igual, aunque en los países más pobres de la tierra no son infrecuentes situaciones de catástrofe total por crisis sanitarias o naturales.

Gestionar esta crisis era y está siendo, muy difícil; con criterios objetivos y comparando con otros países, caben pocas dudas de que la gestión del Gobierno español está siendo razonablemente buena

¿En qué momento cree que nos encontramos ahora?, ¿Le preocupa un nuevo repunte?

Creo que hemos pasado lo peor de la crisis y vamos a una situación en la que, si lo hacemos colectivamente bien (y es este un condicional muy complejo y nada fácil), podremos convivir con el virus sin colapsar el sistema sanitario y evitando muertes, hasta que tengamos una vacuna o el virus deje de circular como amenaza para la salud pública. Claro que un nuevo repunte es muy preocupante. Por ello hay que ser prudentes, es vital tener un buen sistema de vigilancia de salud pública y dotar de los recursos necesarios a los centros de salud de Atención Primaria, que llegan a todos los rincones de España, para diagnosticar pronto a los nuevos casos haciendo PCR a todos los sospechosos, rastreando a sus contactos y garantizar su aislamiento si dan positivo.

¿Cómo valora la gestión que se está haciendo desde el Gobierno de la crisis sanitaria?

El Gobierno de España está gestionando bien una crisis complejísima, sin precedentes con los que orientarse. Y no solo en sanidad, también en la dimensión social y económica, tan importante. Gestionar esta crisis era, y está siendo, muy difícil; con criterios objetivos y comparando con otros países, caben pocas dudas de que la gestión del Gobierno español está siendo razonablemente buena. Reconforta saber que somo un país serio, con un Gobierno más que correcto en circunstancias tan difíciles.

Personalmente tengo muchas razones para criticar múltiples aspectos de la gestión realizada (en Madrid), pero como médico tengo claro que no se grita al cirujano en plena intervención quirúrgica"

¿Cree que la oposición ha estado a la altura de las circunstancias? ¿Ha existido esa unión política a la que se apeló cuando comenzó la pandemia?

Como ciudadano, me apena profundamente que para el líder nacional del PP esta crisis tan demoledora sea sólo una magnífica oportunidad sobrevenida para debilitar al partido rival, disparando tan sectaria e irresponsablemente contra el Gobierno en una situación de emergencia nacional. Es antipatriótico sin paliativos, y terriblemente erosivo para la cohesión social, tan necesaria para hacer frente a esta gran amenaza colectiva. Nuestra actitud hacia el Gobierno de Madrid en la Asamblea de Madrid ha sido muy otra, de leal colaboración institucional, que es lo que toca en una crisis así. Personalmente, como portavoz socialista de Sanidad, mis críticas y sugerencias a la gestión sanitaria de la pandemia siempre se las he dicho directamente y en privado al consejero. No he hecho batalla política de sus decisiones, por equivocadas que me parecieran. Es también lo que hace el Ministro de Sanidad, a pesar de los duros ataques que recibe del PP. Creo que es lo correcto y lo responsable. Cuando todo pase será el momento de analizar y pedir cuentas. Confío que los ciudadanos sabrán valorar qué políticos estuvimos por aportar y quienes por solo por confrontar.

Respecto a Madrid. ¿Qué opinión le merece la gestión del Gobierno regional?

En Madrid es bueno distinguir la gestión sanitaria de la crisis y la gestión política muy personalmente llevada por la presidenta. Es el epicentro de la crisis covid-19 en España. Donde ha habido un colapso total de los hospitales, donde más sanitarios se han contagiado, donde ha habido más muertos, donde más ancianos han fallecido en las residencias. Respecto a la gestión sanitaria de la crisis, hemos tenido una actitud de lealtad y colaboración institucional. Personalmente tengo muchas razones para criticar múltiples aspectos de la gestión realizada, pero como médico tengo claro que no se grita al cirujano en plena intervención quirúrgica. Y no lo he hecho. Ya llegará el momento para juzgar y rendir cuentas. De hecho, para ello hemos pedido un Pleno monográfico, que ha sido rechazado de momento por la mayoría de la Mesa de la Asamblea, formada por PP, Ciudadanos y Vox.

Pasada la fase aguda, la lealtad institucional obliga también a dar la voz de alarma al ver que el gobierno de la Comunidad de Madrid pedía, creo que irresponsablemente, pasar a la Fase 1 para el 11 de mayo, sin tener en pie las garantías exigibles. Lo peor de la gestión de la crisis por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, está siendo la utilización partidista y sectaria, que la Presidenta hace de su posición institucional, para atacar al Gobierno. De hecho, actúa como ariete de la estrategia nacional del PP y no como presidenta de todos los madrileños, cuya responsabilidad es solucionar problemas gravísimos, que requieren la cooperación institucional entre el Gobierno central y el de las comunidades autónomas.

Madrid lleva años con una Atención Primaria al límite: es la Comunidad con menos médicos y enfermeras por habitante de España"

Entonces, ¿suscribe que la comunidad no está preparada para cambiar de Fase?

No, no lo estaba para el lunes 11 de mayo y sigue sin estarlo para este lunes 18 de mayo. Fue una gran irresponsabilidad pedir la Fase 1 para el día 11. Como ha quedado demostrado no se cumplían criterios para ese día, como lo confirma el propio Gobierno a lo largo de esta semana (por la pasada), porque los anuncios de contrato de personal para Atención Primaria y Salud Pública (asunto crítico) son posteriores a esa fecha, aprobados en Mesa Sectorial el miércoles 13 de mayo. Tanto es así, que en la Asamblea le pregunté al consejero cómo no se daba cuenta de que cuanto más insistía en que estaba haciendo esta semana pasada y en lo que iba a hacer, más claro dejaba lo que no había hecho antes, lo que estaba por hacer, siendo por lo tanto irresponsable pedir pasar a la Fase 1 para el lunes 11 sin los deberes hechos.

En esta semana (por la pasada) la preparación de la sanidad de Madrid ha mejorado, como reconoce el informe de la DG de Salud Pública del Ministerio. Pero no lo suficiente en aspectos vitales de Salud Pública y Atención Primaria para garantizar el control de la epidemia. No; Madrid tampoco está preparada para pasar este lunes 18 de mayo a la Fase 1. Afortunadamente el Ministerio de Sanidad ha tomado una decisión prudente para la salud de los madrileños y también nuestra economía. Esta decisión para cualquier experto sanitario debiera ser pacífica y compartida, pero el Gobierno de Madrid está instalado en la confrontación partidaria con el Gobierno central como 'leitmotiv' de toda su acción política.

¿Existe el suficiente refuerzo en Atención Primaria para ese cambio de fase?

Bienvenidos sean los 648 nuevos contratos para Atención Primaria anunciados por el Consejero. Pero todavía no están trabajando y, por cierto, son casi 100 menos que el personal que va a contratar Valencia, teniendo Madrid mucha más población. Madrid lleva años con una Atención Primaria al límite: es la Comunidad con menos médicos y enfermeras por habitante de España. El incremento de personal anunciado por el consejero para la Atención Primaria es insuficiente para atender las necesidades de la epidemia en la Fase 1 de la pandemia y, en absoluto, cubre el déficit histórico de personal existen en los centros de salud.

Sobre los test PCR: en el Pleno del jueves 14 pregunté directamente al consejero, si podía garantizar a sus compañeros de Gobierno y a la ciudadanía, que Sanidad estaba en condiciones de hacer PCR a todos los pacientes sospechosos atendidos en Atención Primaria (más de 9.000 la semana pasada); el consejero no pudo responder que sí. El pasado sábado, en rueda de prensa, dijo que esa semana se habían realizado 6.600 PCR en Atención Primaria; hemos mejorado, pero todavía se está lejos de poder hacer a los 9.000 casos sospechosos que hubo la semana anterior.

¿Qué debilidades y fortalezas tiene el sistema sanitario madrileño?  

La sanidad de Madrid es muy buena en lo difícil y complejo, que afortunadamente afecta a muy pocos pacientes. Sin embargo, es deficiente en lo menos especializado pero muy frecuente que afecta a cientos de miles de pacientes todos los días, donde se dan demoras importantes para recibir atención, y donde frecuentemente las instalaciones dejan mucho que desear. Madrid, que es la Comunidad más rica de España, infrafinancia su sanidad (es la segunda autonomía con menos gasto/persona/año); la diferencia con la media de gasto por persona de España es más de 1.000 millones de euros por año. Casi el gasto de toda la Atención Primaria de Madrid. Esta falta de recursos ha descapitalizado los hospitales, mantiene condiciones insalubres en varios centros de salud y da lugar a demoras en el acceso a los servicios. Todo ello empuja a las clases medias pudientes a contratar un seguro privado, de modo que la mayor crítica que se puede hacer a los Gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid es que han expulsado de la sanidad pública, de cuya gestión son responsables, a más del 30% de la población. Y esto es muy grave por ser muy negativo para la calidad de sanidad pública, ya que la priva de sus pacientes más exigentes y con mayor capacidad de influir en que esté bien gestionada y bien dotada de recursos.

Estar en desacuerdo con la decisión (de abrir Ifema) no me impide reconocer el éxito organizativo de montarlo tan rápidamente, y el trabajo generoso de los sanitarios, y no sanitarios, que han participado en este esfuerzo"

¿Cómo valoró la apertura del hospital de campaña de Ifema?

El Gobierno de la Comunidad quiere que el hospital de Ifema ocupe el centro de su relato de la crisis, y sea la imagen más positiva que de ella quede en la retina de la opinión pública. Han hecho de él un icono de marketing político-partidario, llamándolo con ocasión y sin ella ‘hospital milagro’, ignorando lo sucedido en los otros hospitales. Tanta exhibición, visitas oficiales y político refuerza la hipótesis de que la idea del hospital Ifema ha respondido más a un objetivo de marketing político, que a un análisis técnico de necesidades sanitarias.

¿No hubiera sido más rápido, más efectivo, y con menos costes de oportunidad, levantar hospitales de campaña o ampliar camas en la cercanía de los hospitales que las precisaban con urgencia, como fue el caso del hospital de Alcalá, Leganés y tantos otros? De haberse optado por dicha opción, los pacientes de estas instalaciones hubieran sido atendidos por el personal del hospital y no se hubiera privado de más de 1.000 profesionales a la Atención Primaria, cuando más necesarios eran. Tampoco se hubiera restado personal a hospitales que estaban al límite. Estos son los costes de oportunidad a los que me refiero.

En cualquier caso, por lealtad institucional, cuando en plena crisis supe de la idea de levantar el hospital, no la critiqué en público. Sólo se lo dije por escrito en privado al consejero. Incluso, días más tarde le envié dos folios con sugerencias para mejorar la organización y gestión que me habían pasado un grupo de médicos jóvenes que trabajaban allí. Dicho esto, estar en desacuerdo con la decisión no me impide reconocer el éxito organizativo de montarlo tan rápidamente, y el trabajo generoso de los sanitarios, y no sanitarios, que han participado en este esfuerzo.

Las cosas no pueden seguir igual después de lo vivido en las residencias; la experiencia de la pandemia ha de cambiar esto para siempre"

¿Qué le pareció la puesta en marcha de hoteles sanitarizados? ¿Y qué opina de la polémica por la adjudicación revertida a la cadena 'Room Mate' donde se aloja la presidenta 'popular'?

Tengo una valoración positiva de la medicalización de los hoteles, iniciativa utilizada en varios países; creo que es una buena idea para garantizar el aislamiento de algunos pacientes, y para descongestionar los hospitales de pacientes menos graves, que no pueden volver a su domicilio. Otro tema es lo del hotel donde está alojada la presidenta: es asunto confuso, contradictorio y muy necesitado de explicaciones en la Asamblea y ante la opinión pública. El Gobierno ha de separar con claridad lo público y lo privado, sin mezclarlo. Hubiera sido perfectamente entendible que la presidenta contratara oficialmente, no como particular, un lugar adecuado a su rango institucional para confinarse sabiendo que tendría que ejercer el cargo desde allí. No es aceptable aceptar como particular un trato de favor de una empresa con la que su Gobierno tiene acuerdos y contratos.

¿Qué le parece el drama vivido en las residencias de mayores?

Lo sucedido en las residencias de mayores de toda España durante la fase aguda de la pandemia es muy terrible, por el gran número de fallecimientos y por las circunstancias en las que han tenido lugar. La situación más grave también en esto se ha dado en la Comunidad de Madrid con cerca de 6.000 fallecimientos. Aunque lo que es totalmente inaceptable por inhumano es que en Madrid hayan podido darse instrucciones para no trasladar pacientes de las residencias a los hospitales. Habrá de investigarlo y pedir responsabilidades. Por lo demás, la crisis ha expuesto con toda crudeza la mala situación de muchas residencias de mayores en la Comunidad, situación denunciada incontables veces en la Asamblea por los compañeros del Grupo Parlamentario Socialista responsables de servicios sociales. Las cosas no pueden seguir igual después de lo vivido en las residencias; la experiencia de la pandemia ha de cambiar esto para siempre; de un lado, favoreciendo el envejecimiento en casa para los que lo deseen, con buenos servicios sociales y atención domiciliaria sanitaria, y de otro lado, reformando a fondo el sistema actual de residencias de mayores.

¿Qué opina del nuevo hospital para enfermedades infecciosas anunciado por la presidenta Ayuso de cara al próximo otoño? 

Es obvio que estamos ante una ocurrencia de la señora Ayuso aconsejada más por sus asesores mediáticos que sanitarios, si es que tiene alguno. Me pregunto si existe el informe que respalde este anuncio desde un punto de vista técnico-sanitario. He pedido copia en la Asamblea y he registrado una pregunta en Pleno sobre este asunto. En fin, con los antecedentes de anteriores gobiernos de Madrid me pone muy en guardia que Ayuso diga que hasta tiene pensada la parcela cuando no consta que se haya tomado formalmente ninguna decisión.

Una de las grandes quejas de los sanitarios han sido la falta de equipos de protección para enfrentarse a la pandemia. ¿Podría haberse evitado?

La falta e insuficiencia de material EPI (equipos de protección individual) ha sido sin duda el aspecto más negativo de la gestión sanitaria de la crisis. Ha dado lugar al contagio de muchos, demasiados, sanitarios y de personal de las residencias y de otros servicios públicos. Ha sido triste ver a responsables políticos, como la presidenta de la Comunidad de Madrid que, en lugar de cooperar, se haya dedicado a atribuir esta desgracia en exclusiva al Gobierno en una campaña mediática tramposa, ocultando que la sanidad es competencia autonómica e incluye la compra y almacenamiento de todo tipo de insumos sanitarios. En fin, no sirve de consuelo, pero la falta de EPI ha sucedido en casi todos los países, y muestra que no estábamos preparados para una pandemia como esta. Lo que ha pasado nos obligará a fabricar este material en España, a tener depósitos estratégicos. Éstos son parte de los cambios a que debemos hacer tras la pandemia.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba