El Ministerio de Industria ha calificado de 'Excelente' el desempeño en Investigación y Desarrollo de diez compañías farmacéuticas en España. Lo ha hecho en la publicación de Profarma, una iniciativa con la que el Gobierno premia a aquellas compañías del sector 'pharma' que mejor labor desempeñan en innovación, y que más invierten en I+D.

En esta ocasión, las diez compañías mejor valoradas, puntuadas como excelentes, son las mismas que recibieron tal calificación el pasado año. Entre ellas no hay ninguno de los laboratorios detrás de las vacunas contra la covid-19. En cambio, hay bastante presencia de empresas españolas, como la gallega PharmaMar, que está probando un medicamento contra el coronavirus (ya en fase III), la catalana Grifols o Laboratorios Rovi, que fabrica en España la vacuna de Moderna:

  • Almirall
  • Insud Pharma
  • Esteve
  • Rovi
  • GSK
  • Lilly
  • Grifols
  • Novartis
  • Ferrer
  • Pharmamar

Todas estas compañías se beneficiaran de reducciones fiscales. También aquellas calificadas como 'muy buenas', de las que forman parte:

  • Boehringer
  • Salvat
  • Faes Farma
  • Servier
  • Janssen-Cilag
  • Merck
  • Reig Jofre

Como 'buenas' han sido consideradas Bioibérica, Pfizer, GP-Pharm, Tigenix, Neuraxpharm Holdco Iberia y Laboratorios Normon. En un peldaño más abajo, calificadas como aceptables se encuentran Alk Abelló, Laboratorios Leti, Bayer, Menarini, BMS, Laboratorios Viñas, Industrial Farmacéutica Cantabria, Sanofi-Aventis e Italfármaco (Grupa A);  Grupo Farmasierra, Laboratorios Cinfa y Kern Pharma (Grupo B) y Roche Farma y MSD (Grupo C).

Objetivos marcados por Industria

Para poder obtener una buena calificación en Profarma, las farmacéuticas han de cumplir una serie de objetivos establecidos por el Ministerio de Reyes Maroto. De acuerdo con lo establecido en el programa, son los siguientes:

  • El aumento de las inversiones totales realizadas en España por las empresas participantes en Profarma, considerándose especialmente relevante el aumento de las inversiones en activos de producción y de investigación y desarrollo.
  • El incremento en los gastos en I+D+i.
  • El incremento del empleo en actividades relacionadas con la I+D+i, así como en producción y control de calidad.
  • La inversión del déficit la balanza comercial de las empresas incluidas en Profarma.
  • El incremento de los gastos corrientes en I+D sobre las ventas al Sistema Nacional de Salud.