Sanitatem

Los medicos sobre la huelga en Madrid: "No es un tema político, los compañeros lo piden a gritos"

El sindicato Amyts asegura que "busca soluciones, no la guerra" y denuncia una situación insostenible en los centros de salud de la comunidad

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) exigió el lunes a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad, una reunión para abordar la "acuciante situación" que atraviesa la sanidad de la región. Si el encuentro no se produce, amenazan con ir a la huelga. Son los propios médicos los que "piden a gritos" acudir al conflicto laboral y así lo han manifestado en una encuesta realizada entre sus facultativos: el 85% de los participantes se mostró de acuerdo con convocar una huelga indefinida en septiembre desde todos los sectores sanitarios. Los "más lanzados", los de Atención Primaria, señalan.

Así lo explica a VozpópuliÁngela Hernández Puente, vicesecretaria general de Amyts, cuando desgrana los motivos por los que los médicos de Madrid se plantean acudir a la huelga si Ayuso no propicia un encuentro con el colectivo. "Esto no se trata de una huelga política, no es nada que queramos hacer como organización, es algo que nos están pidiendo a gritos los médicos desde diferentes niveles asistenciales", indica la médico.

Responde así a la presidenta de la Comunidad que, este martes, en una entrevista a Telecinco, y tras conocer las intenciones de Amyts, señalaba que quien quiere ir a la huelga "no son los médicos", sino un "sindicato afín a un partido político". Ayuso manifestaba, además, que ya recibió a la organización sindical y añadía que pese a comprender que "sean momentos para la reivindicación y momentos para defender lo mejor para las personas que se representa desde el mundo sindical, es algo que siempre voy a defender e insisto yo respeto, pero hay que entender la situación en la que nos encontramos".

Los médicos tomaron la iniciativa de la huelga

Una situación que desde Amyts ven como grave, especialmente si se habla de Atención Primaria. Desde AMYTS, precisa Hernández Puente, ya solicitaron hace semanas una reunión para ofrecer soluciones y abordar el problema de los médicos de familia con los máximos responsables de la sanidad madrileña. "Lo que buscamos es soluciones, no la guerra", aclara la médico. Insiste en que son los propios facultativos los que piden ir a la huelga. 

"Somos perfectamente conscientes de que no es lo mismo pedir una huelga que luego hacerla, pero también es verdad que somos un sindicato profesional médico y nos debemos a lo que nos pidan", indica. Los resultados de la encuesta realizada por el sindicato, aclara, son contundentes y muy parecidos entre todos los niveles asistenciales, desde Atención Primaria, precisa hasta la atención extrahospitalaria y hospitalaria. 

Huelga indefinida y en septiembre

El sindicato, mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, impulsó la semana pasada un tanteo sobre si la huelga era o no la solución a los problemas de la sanidad madrileña. En un breve periodo de tiempo, indican, recibieron centenares de respuestas de profesionales. Del total de 2.192 respuestas recibidas hasta el pasado jueves, 1.832 se manifiestan a favor de la convocatoria. Un 55 % se inclinaba por una huelga indefinida todos los días de la semana.

En cuanto al esquema temporal, AMYTS explica que los resultados indicaron que un 61% de los facultativos que  respondieron se inclinan por su convocatoria inmediata, de forma que pueda comenzar incluso en el mes de septiembre, sin esperar a que una segunda oleada del coronavirus azote Madrid. 

Por niveles asistenciales, los resultados muestran un ligero mayor apoyo de la Urgencia Extrahospitalaria a la huelga (87%) que de los otros niveles (en torno al 83,5-84% tanto AP como atención hospitalaria). En los hospitales no llega a la mitad quienes quieren la huelga cuanto antes (frente a un 65% aproximadamente en AP y Urgencias Extrahospitalaria). Los niveles extrahospitalarios, apunta el sindicato, se inclinan más hacia la huelga indefinida diaria de forma clara, mientras que en hospitales hay división de opiniones, predominando ligeramente quienes apoyan la idea de una huelga indefinida de un sólo día.

Doblaje de turnos 

En cuanto a las reinvindicaciones, y así lo expuso AMYTS en una reunión mantenida este mismo lunes entre miembros de la Gerencia de Atención Primaria y los sindicatos de la Mesa Sectorial (entre los que figuran) aluden a una "demanda histórica" que es la atraer y recuperar a médicos y pediatras a través del reconocimiento económico; no más de 30 paciente diarios y diez minutos de media para atenderles y facilitar la conciliación con horarios y jornadas atractivas para los profesionales. Hernández Puente abunda en que, en caso alguno, se trata sólo de peticiones de tipo económico: "Hablamos de sobrecarga de trabajo. En el caso de Atención Primaria parece que los compañeros valen para todo y, claro, la situación ha estallado", apunta. 

"No es cuestión de que no haya médicos en Madrid como dice la presidenta Ayuso. Es que los que hay ya no quieren aceptar las condiciones que les ofrecen", critica la representante de Amyts. Alude a unas declaraciones de la presidenta de la Comunidad a la Cope en las que indicó que España tiene "un problema" de falta de médicos y de enfermeros y por eso la región que preside hará un esfuerzo presupuestario para ayudarles a los doblajes de sus turnos.

"Ya antes de la pandemia, había 450 plazas de médicos de familia sin cubrir, en su mayoría de tarde, y 150 de pediatras de Atención Primaria, lo que es un problema", dicen desde Amyts

"Me encantaría que los médicos salieran de debajo de la piedras y estuviera todo cubierto y fuera maravilloso. Pero dando por hecho que, ya antes de la pandemia, había 450 plazas de médicos de familia sin cubrir, en su mayoría de tarde, y 150 de pediatras de Atención Primaria, ya tienes un problema", señala.

"Los médicos de familia tienen turnos de mañana o tarde; lo que cuesta es encontrar sustitutos para el turno de tarde sobre todo por el tema de la conciliación. De hecho, por eso se produce la desbandada hacia las urgencias hospitalarias o el servicio de atención rural", señala Ángela Hernández Puente. 

Refuerzo en los centros de salud

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, admitía recientemente, en una entrevista a Vozpópuli, que hay un problema de recursos humanos respecto a los médicos y que la situación de Atención Primaria "es complicada". El titular del departamento de Sanidad avanzaba que en breve presentarán un plan de acción específico para Primaria con decisiones en cuanto a las medidas retributivas de los médicos y que permita que este nivel asistencial "sea atractivo también para médicos que están en el entorno hospitalario o trabajando en otro frente".

Desde Amyts se muestran escépticos. "Llevan mareando a la Atención Primaria décadas y culpabilizando a los profesionales. He llegado a oír a gestores culpar a los médicos diciendo que no gestionaban bien sus agendas. ¿Pero cómo voy a gestionar una agenda de lunes a viernes de 60 personas. No es culpa mía, es que estoy desbordado", clama la representante del sindicato. 

Acabar con la temporalidad en Urgencias

A nivel hospitalario, añade la representante sindical, las reclamaciones pasan fundamentalmente por regularizar las jornadas complementarias (guardias). En Madrid, dice Hernández Puente, no se permite a los médicos cumplir la jornada de los empleados públicos de 37,5 horas semanales y se les mantiene con las 35, quitándoles más de 200 euros mensuales de esas guardias. "Otra situación muy sangrante es la de médicos de urgencias hospitalarias, una categoría donde más del 85 % tiene contratos temporales". 

"La realidad es que seguimos yendo por detrás de la pandemia. A lo mejor, si en junio, se hubieran contratado 1.000 rastreadores no estaríamos en esta situación", señala Ángela Hernández Puente.

La pandemia del coronavirus no ha hecho más que empeorar la situación, advierte. "Se ha agudizado un problema que ya venía de antes. Los profesionales están haciendo una labor inmensa y buenísima. La primera línea ha parado el golpe este verano no podemos imaginar cómo, pero como se vea desbordada nos encaminaremos en un escenario como el de marzo", aventura la médico. 

"Y me da pena admitirlo, pero la realidad es que seguimos yendo por detrás de la pandemia. A lo mejor, si en junio, se hubieran contratado 1.000 rastreadores no estaríamos en esta situación. Ahora no sabemos cuántos médicos más hacen falta para que todo esto no se descontrole, pero estamos muy preocupados. Nos empieza a llegar desde los hospitales que puede que no estemos como en marzo, pero sí como en febrero".

Los MIR, un conflicto resuelto

Por ahora, según explica a este digital la vicesecretaria de Amyts, el anuncio de convocatoria de huelga parte de su sindicato. "No nos importa si se suma alguien más", añade en alusión al resto de organizaciones que forman parte de la Mesa Sectorial de la Sanidad en Madrid. De momento, no lo ven viable pues las reivindicaciones afectan a diferentes colectivos sanitarios.

En cualquier caso, Hernández Puente sostiene que, tras la amenaza de huelga del sindicato, hay un claro hartazgo de la situación que atraviesa la sanidad madrileña. "Aquí no ha habido doblez. En Amyts salimos de una huelga, el conflicto de los residentes, que ha sido agotador. Hemos estado ahí por ellos y han sido fantásticos y han demostrado toda su fuerza", afirma en relación a la huelga protagonizada por los residentes el pasado mes de julio en la comunidad.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba