Enorme angustia y creciente preocupación entre los enfermos crónicos españoles, en torno a nueve millones de personas, por conocer cuándo será su turno para vacunarse frente al coronavirus dada su especial vulnerabilidad. Urgen al Ministerio de Sanidad a que sea "transparente" y desvele los plazos. El tiempo apremia y les inquieta que no se cumplan los turnos y, también, que lleguen las vacunas "y no haya un plan". Pacientes oncológicos, con enfermedades cardiovasculares, diabetes mal controlada, obesidad, Síndrome de Down...deberían figurar, según los expertos, entre los primeros en inmunizarse.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), que agrupa a a 29 organizaciones de ámbito estatal, con más de 1.400 organizaciones asociadas, ha pedido al Gobierno que se tenga en cuenta a los pacientes crónicos en la priorización de los grupos de vacunación que serán inmunizados en la fase 2 contra el coronavirus.  Un colectivo, explica a explica a Vozpópuli Carina Escobar, presidenta de la POP, de unos nueve millones de personas, aunque, especifica, no todos con enfermedades que, a la hora de inmunizarse, les sitúen como enfermos de alto riesgo.

Las asociaciones que integran la Plataforma llevan días manifestando preocupación ante la "incertidumbre" relativa a cuándo les tocará inmunizarse. Sanidad no ha desvelado, por ahora, qué grupos irán detrás de los mayores de ochenta años, que serían los siguientes una vez acabada la campaña en residencias y sanitarios de primera línea. En las últimas semanas, varios colectivos (pacientes oncológicos, renales, con trastornos mentales...) han pedido que se les priorice a la hora de vacunarse.

Piden más transparencia

"Queremos saber cuándo se va a decir que nos toca a nosotros. Vemos bien que se respete la parte de los mayores de ochenta (comenzando por los dependientes no institucionalizados), que está claro que son los más vulnerables y que pueden fallecer, pero entre los crónicos hay miedo hasta que se de el paso de decir cuáles son los siguientes grupos de vacunación y ahí pedimos transparencia. Hablamos de personas de riesgo, que vivimos confinadas, con múltiples problemas médicos...", señala Escobar.

Se remite a un reciente informe de la entidad según el cual más de la mitad de los enfermos crónicos no han podido continuar con su tratamiento habitual en los centros de salud y hospitales desde que finalizó el primer estado de alarma. En comparación con la primera fase del estudio, el doble de los encuestados (44,6%) percibe su salud como regular o mala. Un 19% admitió que retrasó pruebas por miedo al contagio, el doble que en la primera ola y uno de cada 4 tuvo problemas para acceder a su medicación.

Pacientes muy vulnerables

La POP quiere que se valore de forma especial la condición de vulnerabilidad en la que se encuentran los pacientes crónicos. Así lo recoge el Ministerio de Sanidad en el apartado de priorización de la vacuna incluido en la Estrategia. Según el epígrafe conclusivo de dicha estrategia y referente a las personas con condiciones de riesgo, indica la Plataforma, se considera que "las personas con enfermedades crónicas y con algunas otras condiciones, deben tenerse en cuenta de forma especial para la vacunación por su especial vulnerabilidad" por el riesgo de complicaciones graves e incluso de fallecimiento, por la posible diferente respuesta inmunitaria a la vacunación y por el importante porcentaje de la población que suponen, subrayan.

La Plataforma se queja de una "total desinformación" sobre cómo o dónde se vacunarán y señala que le preocupan los "turnos" de inmunización

"El Ministerio lo que tiene que hacer es decir al Consejo Interterritorial y a las comunidades autónomas: 'Oiga, el próximo grupo, siguiendo la estrategia son estos'. Pero eso hay que organizarlo y decirlo con transparencia: ¿me llamarán del centro de salud?, ¿tendré que llamar a mi especialista?, ¿qué riesgos tengo?...Hemos pedido información adaptada a cada patología, porque no es lo mismo ir a vacunarte estando sano. La gente necesita respuestas, está en casa y tiene mucha incertidumbre", insiste la máxima representante de la Plataforma. Se quejan de "una total desinformación". Insisten, no saben ni siquiera dónde y en qué entornos se recibirán esa dosis. Les preocupan mucho los "turnos de vacunación".

Carina Escobar insiste: "la estrategia tiene que estar clara y masticada y que no pase otra vez que vaya al Consejo Interterritorial y haya un problema político, porque la gente ya está agotada de los problemas políticos. Lo que hay es que centrarse en la salud de las personas, respetar el sufrimiento de quienes se han ido y hacer las cosas bien. Es cuestión de solidaridad".

Menores enfermos crónicos

En ese sentido, muestra su disconformidad con propuestas como la deslizada por la Comunidad de Madrid sobre que se podría contemplar a la hostelería como un grupo prioritario a la hora de vacunarse. "Antes de que se vacune a los camareros, que no digo que no se tenga que hacer, quiero que se acabe con los pacientes de riesgo. Oiga, quien se tiene que vacunar antes es porque tiene más riesgo de morir", indica.

¿Es optimista en cuanto a los plazos de vacunación?. "Por los ritmos a los que vamos no creo que (como prevé el Gobierno) más del 70 % de la población esté inmunizada en junio, sinceramente. Sí que la situación va a estar mejor que ahora si entran nuevas vacunas", añade. Por ejemplo, si se aprueba la que desarrolla la multinacional estadounidense Johnson & Johnson, a través de su filial farmacéutica Janssen, "que es una vacuna más y menos compleja porque es una sola dosis", afirma la presidenta de la POP.

Tú no puedes vacunar al niño, pero sí al entorno. ¿Está priorizado ese entorno? En la Estrategia, no", señala Carina Escobar sobre los menores enfermos crónicos

"Pero lo que yo no quiero es que lleguen las vacunas y no haya un plan", advierte Escobar. La presidenta de la POP no deja, también, de mostrar su extrañeza porque sorprenda que la vacuna de AstraZeneca sólo se vaya a administrar, en España, a personas entre 18 y 55 años. "Ya se sabía los rangos de edad que había en cada vacuna", indica.

Otro aspecto que preocupa a la POP es qué sucederá con los cuidadores de menores enfermos crónicos. "La cronicidad no tiene edad. Hablamos de niños con cáncer, con enfermedades raras, con fibrosis quística...Tú no puedes vacunar al niño, pero sí al entorno. ¿Está priorizado ese entorno?. En la Estrategia, no. Se ha priorizado a los cuidadores de los mayores, pero no a los de estos menores y eso se lo hemos dicho al Ministerio", indica Escobar a este digital. Los padres, resalta, están muy preocupados. Normalmente, uno de ellos es el cuidador principal y el otro sale a trabajar con el riesgo que conlleva de contagio.

Consenso de Medicina Preventiva

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha elaborado el primer Consenso en español acerca de la “Priorización de Vacunación frente a SARS-CoV-2 en Adultos con Condiciones de Riesgo”. Un documento que, subraya la sociedad científica, en un contexto como el actual de dosis muy limitadas, tiene como objetivo "ayudar a las autoridades públicas a tomar decisiones sobre cómo establecer órdenes preferentes en la vacunación, en función del riesgo de enfermedad grave o fallecimiento, que suponga sufrir la covid-19 para una persona con alguna condición clínica o factor de riesgo previos".

En el documento, la sociedad ha categorizado, de forma muy esquemática, el riesgo que se deriva de sufrir el coronavirus analizando más de 30 posibilidades clínicas u otros factores según la evidencia científica más actual disponible. La SEMPSPH considera que, cuando le corresponda la vacunación a las personas con condiciones de riesgo, aquellas que tengan un riesgo mayor deberían ser vacunadas en primer lugar.

Entre las recomendaciones detalladas en ese consenso figura que deberían inmunizarse antes, por presentar un riesgo alto, a, entre otros grupos, personas de 70 o más años; de 60 a 69 años; con enfermedades cardiovasculares (excluida la hipertensión arterial); diabetes mal controlada; obesidad; pacientes oncológicos; trasplantados; personas con Síndrome de Down o con esquizofrenia y trastornos relacionados.

En este último punto, Vozpópuli ha consultado a la Confederación Salud Mental España sobre la inmunización al colectivo y la respuesta es que están "precisamente trabajando en ello y aunando posicionamientos dentro del movimiento asociativo".