Sanitatem

El descenso de muertes por covid-19 situará de nuevo a las enfermedades del corazón como primera causa de fallecimiento

Los cardiólogos advierten sobre una situación "casi dramática" por el aumento de las listas de espera tras el retraso de pruebas e intervenciones y las secuelas coronarias en afectados por covid-19

Los auxiliares del hospital de Aranda de Duero, Burgos, atienden a un paciente enfermo.
Los auxiliares del hospital de Aranda de Duero, Burgos, atienden a un paciente enfermo. EFE

Cada día mueren en España en torno a 350 personas por enfermedades del corazón, la primera causa de fallecimiento entre los españoles. En los momentos álgidos de la pandemia por coronavirus, con hasta 950 muertes al día (a comienzos de abril), la infección por covid-19 desbancó a las patologías cardiovasculares como principal motivo de fallecimiento en nuestro país. El descenso en el número de muertes por el virus, volverá a recolocar las estadísticas.

Un total de 120.859 personas murieron en España en 2018 como consecuencia de alguna enfermedad cardiovascular (los últimos datos disponibles). La enfermedad cardiovascular (28,3%) sigue siendo la principal causa de muerte en nuestro país por delante del cáncer (26,4%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (12,6%), según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC).

La epidemia de coronavirus provocó un giro radical en las causas de fallecimiento en España. Durante semanas, las trágicas cifras de muertes provocadas por la pandemia, situaron la infección por covid-19 muy por delante de las enfermedades cardiovasculares. El coronavirus se convirtió en la principal causa de defunción en España (28.628 víctimas, según las últimas cifras oficiales). Triplicando las cifras de muertes por enfermedades del corazón. 

"Ha sido un pico puntual. Ahora (por el coronavirus) estamos en una tasa de 40/50 muertes por día. Cada año mueren en España 120.000 personas por enfermedades del corazón; hablamos de una media de 350 muertes diarias. Por tanto, seguirán siendo la principal causa de mortalidad en España", augura a este digital Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.  

Un análisis basado en conjeturas

Los datos de mortalidad de 2020 se publicarán a final de 2021, advierte Miguel Ángel Martínez Beneito, profesor en la Universidad de Valencia y uno de los autores principales del Atlas Nacional de la Mortalidad en España, una herramienta interactiva que analiza por separado todas las causas posibles de muerte (agrupadas en 102 categorías) en los 8.116 municipios españoles, y permite estudiar de forma combinada si existen diferencias geográficas, en el tiempo y por sexo.

Con la curva de la covid-19 ya en descenso, y mientras no se produzcan nuevos rebrotes, el investigador Martínez Beneito augura que, en pocas semanas, el coronavirus no será la principal causa de muerte

Por tanto, prosigue Martínez Beneito, el análisis desagregado por causas de muerte en España durante la epidemia de coronavirus no se puede hacer hasta ese momento. "Ahora solo se pueden hacer conjeturas. Teniendo como escenario la duración de la epidemia y las defunciones que ha habido hasta ahora, si se proyecta a nivel anual, daría 150.000 muertes y, si las enfermedades cardíacas causan 120.000 muertes al año, en ese momento la principal causa de defunción en España estaría siendo la covid-19", explica el investigador.  

Con la curva de la covid-19 ya en descenso, y mientras no se produzcan nuevos rebrotes que convulsionen otra vez las causas de fallecimiento, Martínez Beneito avanza que, en pocas semanas el coronavirus dejaría de ser el principal motivo de defunción en nuestro país y, nuevamente, las enfermedades del corazón se coloquen por delante.

¿Cómo afecta el virus al corazón?

Desde la SEC, su presidente va más allá de las cifras. "Existe un grado de incertidumbre en los próximos meses, porque no sabemos la afectación del corazón por la covid-19 y qué secuelas ha dejado. Tenemos una idea aproximada, pero no sabemos cuál va a ser el impacto real de estas secuelas", señala el cardiólogo. 

El especialista señala que, en un elevado numero de pacientes ingresados en el hospital por covid-19, con cierto grado de severidad de la enfermedad y que se han recuperado, vieron que, en el momento agudo de la infección, en las analíticas que se les practicaban "aparecía daño miocárdico, es decir que, de alguna manera, alguna parte del músculo cardíaco estaba afectado".

Ángel Cequier habla "de una gama de afectación muy importante, desde pacientes que tenían una pequeña elevación de estos marcadores, hasta pacientes que tenían elevaciones muy importantes de de inflamación cardíaca. En éstos últimos se ha visto que la mortalidad era muy elevada".

"¿Qué pasa con los corazones de estos pacientes con daño miocárdico y que se han recuperado? No lo sabemos aún", admite el presidente de la SEC

La pregunta, subraya el especialista, es "¿qué pasa con los corazones de estos pacientes con daño miocárdico y que se han recuperado?. No lo sabemos aún. Si van a recuperarse totalmente, si van a quedar moderadamente afectados; si van a progresar en su afectación...no sabemos muy bien las secuelas que ha dejado, ni cómo va a evolucionar su cardiopatía".

Aumento de las listas de espera

El presidente de la SEC apunta otro aspecto. Durante estas semanas, muchos grandes hospitales, sobre todo en las zonas donde el virus atacó con mayor virulencia, estuvieron dedicados por completo a la covid-19 y se dejaron de hacer intervenciones, exploraciones complementarias u otro tipo de pruebas. "Se les hacían a los pacientes que ingresaban muy comprometidos desde el punto de vista cardiológico, pero el resto ya se sabe que se evitó que acudieran a los hospitales a seguir con su atención por el riesgo que conllevaba", recuerda.

Hasta el punto de que los propios médicos tuvieron que hacer un llamamiento para que si alguien sentía síntomas de infarto (las consultas por este motivo llegaron a reducirse casi a la mitad durante la epidemia) no dejara de acudir al hospital. "Fue una caída espectacular. Pero, a raíz del llamamiento que hicimos, la respuesta y empezaron a llegar los pacientes. A mediados de abril, ya existía la misma actividad que en época pre-covid", precisa.

Además de estudiar las secuelas del coronavirus en el corazón, los cardiólogos deben atender a todos los pacientes en lista de espera que ya antes de la covid-19 eran muy importantes

Ahora, por delante, les queda una ingente tarea, augura el presidente de la SEC. Además, de estudiar las secuelas del coronavirus en el corazón, deben atender a todos los pacientes en lista de espera. Listas que, dice, antes del virus, ya eran importantes en algunas comunidades autónomas. "Tras dos meses con la actividad cardiológica paralizada en muchos hospitales españoles, salvo urgencias, ha habido un impacto directo en la atención", afirma.

"Si ya antes había una situación delicada, en este momento la situación empieza a ser  dramática. A los responsables de diseñar las estrategias sanitarias les toca hacer una profunda reflexión, porque la problemática que puede aparecer puede ser muy importante", advierte el médico. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba