La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afirmó este lunes que "en España no hay médicos, no nos podemos engañar". "A corto plazo no vamos a tener médicos", dijo. Aunque España es uno de los países europeos con más facultades de Medicina (41), la precariedad de las oportunidades laborales que se les ofrece hace que muchos prueben suerte fuera de nuestras fronteras.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) expidió 4.100 Certificados de Idoneidad Profesional a médicos para salir al extranjero, lo que supone un incremento del 18,7% respecto al año anterior, cuando se expidieron 3.452. La cifra no ha parado de crecer en la última década. Respecto a 2011, el incremento es de un 197%, cuando se concedieron 1.380. En los nueve últimos años se han pedido cerca de 27.500 certificados de idoneidad.

El último año, casi un 65% ha sido pedido para trabajar fuera de España, mientras un 4,37% ha sido para cursar estudios, casi un 11% para labores de cooperación y casi un 20% corresponde al epígrafe de otros motivos/homologación. 

Cataluña es la Comunidad con mayor número de solicitudes (591), seguida por la Comunidad de Madrid (570), Andalucía (285) y la Comunidad Valenciana (217). Entre los destinos más solicitados están Reino Unido (669) y Francia (624), seguidos de Irlanda (312) e Italia (185). Entre los países que no pertenecen a la Unión Europea, la lista la encabezan Emiratos Árabes, con 108 peticiones y Canadá (71). 

Las especialidades más demandadas corresponden precisamente a algunas de las más necesarias y saturadas en la actual situación de pandemia; medicina de familia y comunitaria (313), anestesiólogos y reanimación (123) y pediatría (95). Le siguen la oftalmología (84). 

Las condiciones laborales de los facultativos en la sanidad pública y privada hace que muchos de ellos se marchen en busca de mayores salarios o mayor estabilidad. No en vano, más de un tercio de las plazas están ocupadas actualmente por interinos, según un estudio de la CESM (Confederación Española de Sindicatos Médicos) y de la OMC (Organización Médica Colegial).

Es decir, que cerca de un 37,5% de los médicos ocupados que no están cursando el MIR tienen un contrato eventual. Muchos de ellos se ven sometidos a altas cargas de trabajo y a una mala planificación por parte de las administraciones regionales que se ha visto agravada con la pandemia del coronavirus. Precisamente, los profesionales señalan a la falta de convocatoria de plazas para realizar la especialidad como una de las razones de ese déficit de médicos: de los 16.176 aspirantes, sólo se ofertaron 7.512 plazas.

"Queremos recordar a la Administración que uno de los principales problemas que existen es una altísima tasa de temporalidad laboral que se prolonga en el tiempo, lo que los tribunales reconocen como “fraude de ley”, a lo que se añade una mala retribución y las condiciones laborales en que obligan a desarrollar su actividad a los profesionales, que los contratos ofertados son precarios, cuando se pueden ofrecer contratos de interinidad y no de eventualidad", manifestaba la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) a comienzos de mes. 

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, pidió una reforma exprés de la legislación vigente que permita incorporar al sistema sanitario madrileño a 300 médicos de origen extracomunitario que ya fueron contratados durante la primera ola de la pandemia gracias a la flexibilización de la normativa, pero que ahora no pueden volver a ser contratados por "restricciones estatales".