Sanitatem

El plan de contingencia de los médicos de la UCI estima que el Covid-19 puede dejar hasta 55.000 fallecidos

En un documento elaborado por las asociaciones de médicos y enfermeras de cuidados intensivos se analizan todos y cada uno de los escenarios posibles a los que podrían tener que enfrentarse estos profesionales 

El plan de contigencia de los médicos de la UCI estima que el Covid-19 dejará 55.000 fallecidos
El plan de contigencia de los médicos de la UCI estima que el Covid-19 dejará 55.000 fallecidos EFE

Las sociedades de médicos y enfermeras de las Unidades de Medicina Intensiva (UCI) acaban de publicar un documento de 73 páginas en el que analizan todos los escenarios posibles de la actual pandemia del Covid-19 en nuestro país. Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, España registra ya un total de 13.716 casos de coronavirus con 558 fallecidos, lo que supone un incremento del 18% diario de los nuevos positivos.

Este plan de contigencia, que tiene como objetivo "estar preparados si se produce un aumento del número de pacientes infectados que necesitan cuidados intensivos”, establece una serie de casos hipotéticos para los que se quieren preparar en caso necesario. De acuerdo con sus cálculos, uno de los escenarios más probables es que la epidemia de Covid-19 deje un total de 55.987 muertes en nuestro país y que dure cerca de 12 semanas. 

Es muy importante señalar que el documento, publicado por la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) junto a la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC) esta basado en hipótesis y tiene como objetivo que los servicios de cuidados intensivos estén preparados ante cualquier posibilidad, lo cual no quiere decir que se tenga porque alcanzar dicha cifra, sobre todo si se cumple con las medidas de contención.

Advierten que se trata de un cálculo aproximado

¿Cómo han llegado a esta cifra? Los cálculos que adjuntan en el informe se basan en una aplicación de software desarrollada por el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Este programa analiza la tasa de mortalidad junto con la población de riesgo y la rapidez de contagio y a partir de ahí, elabora una serie de escenarios teóricos.

Según advierten en el propio texto, el software fue diseñado para predecir el impacto de la gripe "y sólo ha sido validado en dicho contexto" y se trata de un "cálculo aproximado". "En cualquier caso, en la situación de emergencia actual, permite una estimación razonable de las necesidades previsibles hospitalarias y de cuidados críticos a nivel nacional", argumentan.

"Es una predicción pensada para planificar necesidades en el caso de que las medidas de contención establecidas hasta ahora no sean suficientes"

Los parámetros con los que trabajan son los siguientes: población en riesgo, recursos hospitalarios disponibles, duración de la pandemia y la tasa de ataque. Este último es un indicador que se obtiene al dividir el número de casos nuevos que se registran con el número de población expuesta. Por el momento, la tasa de ataque del Covid-19 no está clara, por lo que también han tomado una aproximada.

Aunque algunos estudios la han situado entre el 10,5% y el 0,45%, los jefes de los médicos de la UCI han optado por escoger la del 35% ya que "a rapidez del contagio actual en España hace pensar que la tasa sea superior a la referida". De esta manera, estarán preparados ante cualquier posibilidad. 

"Es una predicción pensada para planificar necesidades en el caso de que las medidas de contención establecidas hasta ahora no sean suficientes. Por este motivo aconsejamos que cada CCAA realice sus cálculos de planificación en función de la situación real que tengan en ese momento", explican los autores. 

Con eso, los cálculos determinan que el escenario más probable implicaría un total de 278.435 personas hospitalizadas durante al menos tres meses y un total de 55.987 muertes. El escenario más optimista, por otro lado, registraría hasta 36.000 fallecimientos mientras que el peor de los casos -si no se hubiera tomado medida alguna- apunta a unas 87.000 muertes.

Estos párametros obvian otro dato importante: por un lado, señalan que se han obtenido extrapolando la tasa de contagios y de mortalidad de las comunidades más afectadas, como Madrid, a toda la población española. Es importante recordar que el virus se comporta de manera diferente en función de la región, ya que mientras la Comunidad de Madrid presenta una mortalidad de un 5,1%, en el resto de España es de un 3%.

Más de 9.000 personas en la UCI

Uno de los puntos más importantes que desarrollan en el documento es en qué momento van a necesitar más recursos para hacer frente a la pandemia. En particular, de acuerdo con sus cálculos, el punto máximo de la demanda de recursos hospitalarios se producirá en la semana séptima del brote. Ahora mismo nos encontramos en la segunda, por lo que estarían hablando de finales del mes de abril.

En ese momento estiman que se pueden producir hasta 41.765 admisiones hospitalarias y más de 1.670 ingresos en tan sólo un día. Estarían ocupadas más de 67.000 camas, lo que equivale al 74% de los hospitales públicos.

De la misma manera, un total de 9.257 personas necesitarían tratamientos intensivos en la UCI, lo que equivale a un 257% de la capacidad real de estas unidades. En la hipótesis plantean también que 5.454 personas necesitarían ventilación mecánica. Estas cifras se traducen en el 165% de todos los ventiladores. 

Para las fases con la mayor demanda, los médicos intensivistas han propuesto "la suspensión de las cirugías, consultas y pruebas, imponer criterio estrictos para el ingreso en la UCI, el reclutamiento de todo el personal posible, el uso de todas las camas para los pacientes con mayor probabilidad de recuperación". También añaden que haya "soporte psicológico del personal sanitario y la población atendida".

Apenas 500 camas de UCI

Madrid lucha contra el coronavirus sin tregua. El plan que ha puesto en marcha la Consejería unirá la sanidad pública y privada bajo una misma coordinación. Pasa por crear un sistema centralizado de UCIs para llegar hasta las mil camas destinadas a los pacientes que requieran de cuidados intensivos.

Al sector privado le han pedido que centre en este servicio de cuidados intensivos sus esfuerzos. sus esfuerzos. Así se lo comunicaron a Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, en el comité de crisis que, día a día, comparte información sobre la gestión de la emergencia sanitaria en centros públicos y privados.

La sanidad pública dispone de unas 500 camas de UCI, según el presidente de la Fundación IDIS. La privada, que tiene unas 200, “buscará hasta debajo de las piedras. Estamos estirando al máximo” para triplicar las que tiene. Por lo pronto, ofrecerán unas 250.

Juan Abarca, también presidente de HM Hospitales, habla de su propio grupo sanitario. “Yo tengo unas 70 camas de UCI. Intentaré llegar hasta las 150, pero obviamente luego hay que dotarlas de personal y material”. Precisa, no todos los hospitales privados madrileños, sobre todo los más pequeños, cuentan con ese tipo de camas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba