Las empresas Pfizer-BioNTech han anunciado este jueves que planean solicitar la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para la administración de una tercera dosis de su vacuna contra la covid-19, con el objetivo de brindar "una protección aún mayor".

En un comunicado, han explicado que existen "datos alentadores" que publicarán en las próximas semanas sobre la dosis de refuerzo ya que proporciona niveles de anticuerpos neutralizantes de cinco a diez veces más altos cuando se administra seis meses después de la segunda dosis.

"Con base en la totalidad de los datos hasta la fecha, Pfizer-BioNTech ha considerado que una tercera dosis puede ser beneficiosa dentro de los seis a 12 meses posteriores a la segunda dosis para mantener los niveles más altos de protección", han dicho.

Fase de preparación de ensayos

Asimismo, el laboratorio Pfizer también ha informado de que está en fase de preparación de los ensayos clínicos de una vacuna modificada dirigida específicamente a la variante delta, si bien ha especificado que considera que una tercera dosis de la vacuna original sería un mejor antídoto contra la enfermedad y esta variante.