El ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, ha asegurado este jueves que la escasez en el suministro de las vacunas en la Unión Europea se prolongará en torno a diez semanas. “Vamos a pasar al menos diez semanas muy duras por la escasez de vacuna”, ha señalado el ministro en su perfil de Twitter.