Sanitatem

Los rebrotes en Alemania y Corea del sur ponen de relieve los riesgos que implica relajarse ante el virus

Los dos países, cuya gestión de la crisis sanitaria ha sido puesta de ejemplo y se encuentran en plena 'desescalada', están sufriendo rebrotes del virus que esperan poder controlar a tiempo

Un miembro del personal de cuarentena realiza una operación de desinfección cerca de un edificio de apartamentos en Ulsan, Corea del Sur.
Un miembro del personal de cuarentena realiza una operación de desinfección cerca de un edificio de apartamentos en Ulsan, Corea del Sur. EFE

Cada vez son más los países que están poniendo en marcha la salida del confinamiento. Esta nueva fase internacional, que implica la reactivación económica y la salida a la calle de millones de ciudadanos en todo el mundo después de semanas en sus casas, es una estrategia basada en la prueba y error.

Alemania y Corea del Sur, dos de los países más alabados por su gestión del coronavirus, se han convertido en un ejemplo de ello, ya que acaban de experimentar repuntes en el número de casos como consecuencia de la relajación de las medidas de confinamiento.

El caso de Corea del Sur es especialmente curioso, si bien pone de relieve la impresionante capacidad de las autoridades sanitarias del país para rastrear contactos. Este lunes, han registrado más de 35 nuevos casos de coronavirus, después de un mes apenas registrando menos de 5 casos diarios. De todos ellos, seis son importados y un total de 29 han sido rastreados hasta una zona de bares en un barrio de moda de Seúl, que cuenta con más de diez millones de habitantes.

Una noche, más de 5.000 personas a rastrear en Corea  

Las autoridades han sido capaces de vincular todos estos casos con una noche en la que un joven de 29 años acudió a un total de cinco locales de fiesta a pesar haber dado positivo en las pruebas de covid-19. Ya se han identificado a al menos 85 contagiados y se sigue intentando identificar al resto de personas que estuvieron en aquellos locales esa noche. Todos los establecimientos de la zona han tenido que cerrarse.

Lo sorprendente es que el Ayuntamiento de Seúl ya tiene una lista con las más de 5.000 personas que han estado en esos bares y discotecas desde el pasado 24 de abril. Ya han contactado a cerca de la mitad, mientras que han hecho un llamamiento público para que los demás acudan a los centros de salud para hacerse las pruebas.

Y es que una de las claves de la gestión surcoreana de la crisis sanitaria se ha enfocado en el testeo masivo de la población y el rastreo de contactos, que llevan a cabo a través de la monitorización de las tarjetas de crédito y los móviles. Desde Seúl dieron hace una semanas por controlada la pandemia, con apenas 256 fallecidos y más de 10.000 casos, a pesar de ser vecinos de China, el origen del brote. Ahora, plantean hacer uso de estas mismas herramientas de cara a este rebrote, que por el momento, al menos tienen claramente identificado y cuya gestión esperan que sea rápida para poder mantener la normalidad en la capital.

En Alemania se dispara el número R0

La situación en Alemania, el país europeo que ha sido encumbrado como el más eficaz contra la pandemia, acaba de registrar un repunte de casos bastante más serio, ya que la tasa de reproducción del virus -el famoso número R0- está subiendo. El país se encuentra en plena 'desescalada', después de registrar 172.600 casos totales de coronavirus y un total de 7.681 defunciones, mucho menos que sus vecinos europeos. 

Este número indica cuántos nuevos contagios hay por cada caso activo y por el momento y según han repetido hasta la saciedad los expertos, para dar por controlada la expansión del virus en un territorio esta cifra tiene que estar por debajo de 1. Este es el caso de España, donde en todas las autonomías el número está por debajo de 1. 

No obstante, durante los últimos días en Alemania ha subido de 1, lo que implica que la infección se sigue expandiendo entre la población. El virólogo jefe del país, Christian Drosten, ha bautizado a este fenómeno como "la paradoja de la prevención". Este término implicaría que como en Alemania nunca se han impuesto restricciones tan estrictas como en España o Italia y la población tampoco ha experimentado situaciones límite, la relajación de la ciudadanía es mayor, lo que se traduce en esencia a un repunte de contagios.

Y es que los alemanes han comenzado a manifestarse por las medidas de confinamiento. Por otro lado, al contrario de lo que ocurre en Corea del Sur, el uso de mascarillas de manera generalizada no es nada común, apenas nadie las lleva. Como consecuencia, la canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido que los ciudadanos cumplan ciertas normas: "Entramos en una nueva fase de la pandemia y (...) ahora va a ser necesario que, con todas las medidas de 'desescalada', tengamos la certeza de que la gente sigue las reglas básicas, es decir guardar distancia, llevar mascarilla, cubrirse la boca y la nariz, tener consideración con los demás".

"Si no hacemos las cosas bien" puede ocurrir lo mismo en España 

Estos dos repuntes en países donde nunca se habría sospechado que se produjesen han llegado a la rueda de prensa diaria del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que los ha utilizado como ejemplos del riesgo que puede suponer el relajamiento no tanto de las medidas de confinamiento, sino de la población. 

En ese sentido, ha avisado de que "si no hacemos las cosas bien" podría haber rebrotes como ha sucedido en Corea del Sur y Alemania. "Estamos en un riesgo importante de repunte", ha subrayado el epidemiólogo en su rueda de prensa diaria, en la que ha explicado que el último balance, que arroja una caída en el número de casos y de los fallecimientos a niveles de hace dos meses, permiten afirmar que "estamos en la última fase de transmisión".

Pero ello no puede llevar a pensar que "está todo ganado", ya que repuntes como el registrado en Corea del Sur, que "en principio es pequeño" y ha llevado al cierre de locales de ocio, "nos coloca un poco en nuestro sitio". "Es una situación muy favorable, pero tenemos que tener aún mucho cuidado" porque, "si no hacemos las cosas bien, puede pasar como en Corea o Alemania", ha redundado el experto.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba