Sanitatem

Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública de Madrid: "Hace falta detección para que no vengan a España pacientes infectados"

El también responsable del Plan Covid-19 explica a Vozpópuli las prioridades de su departamento: entre otras, un plan funcional para el futuro Hospital de Emergencias y un estudio de seroprevalencia en las residencias

Antonio Zapatero, en el hospital de IFEMA
Antonio Zapatero, en el hospital de IFEMA Clara Rodríguez

En plena pandemia, Antonio Zapatero tomó la riendas del  hospital de campaña de IFEMA en una comunidad axfisiada y colapsada por la covid-19. Ahora, el viceconsejero de Salud Pública y Plan covid-19 de Sanidad de Madrid repasa para Vozpópuli algunos de los retos a los que se enfrenta. Dice que, de momento, en Madrid, la situación está "controlada", también en las residencias, pero se mantiene siempre alerta. "Esta infección no nos da ninguna noticia buena", asegura. También que le preocupa la entrada de viajeros por el aeropuerto de Barajas y aprovecha para lamentar si no estuvo "demasiado afortunado" con los profesionales de Atención Primaria cuando hace unos días dijo que la "inmensa mayoría" de los centros de salud estuvieron cerrados durante la pandemia. 

"La situación actual en Madrid está controlada comparada con otras comunidades que pasaron antes de fase, pero estamos muy pendientes de cómo evoluciona el tema. Ahora, la principal dificultad que tenemos es la apertura del aeropuerto de Barajas", señala Antonio Zapatero cuando cita una de los grandes motivos de preocupación de las autoridades sanitarias madrileñas. 

Este miércoles, la Unión Europea abre sus fronteras con un listado de países que va más allá del espacio Schengen. El viceconsejero de Salud Pública reitera su inquietud: "Las circunstancias que más condicionan la aparición de infección por el virus son la movilidad y la aglomeración de personas y son factores importante a tener controlados. Hace falta detección para intentar que no vengan a nuestro país pacientes con el virus", apunta.

Internista y ex director médico de IFEMA

Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, Zapatero ha sido jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital de Fuenlabrada y director médico de este centro. Durante la epidemia sanitaria, ejerció como responsable médico del hospital de campaña de IFEMA, unas instalaciones por las que pasaron casi 4.000 enfermos de covid-19 y que cerraron sus puertas a finales de abril. 

El pasado mes de mayo el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobaba la nueva estructura de la Consejería de Sanidad y le nombraba viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19. En aquellos días, la región comenzaba a levantar cabeza tras sufrir una de las mayores crisis sanitarias jamás vividas.

Su nombramiento, como cabeza de una nueva viceconsejería, no estuvo exento de polémica: Zapatero pasaba a asumir las competencias de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad que, hasta el pasado 7 de mayo, ocupaba Yolanda Fuentes, quien dimitió por sus diferencias con la gestión de la 'desescalada'por parte del Gobierno de Madrid.

La situación en Madrid, bajo control por el momento

El coronavirus llegaba para quedarse y el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso decidió crear una nueva viceconsejería que aglutinara las direcciones generales de Salud Pública y de Coordinación Socio-sanitaria. Uno de los objetivos es, precisamente, combatir el virus en los centros socio-sanitarios y las residencias de mayores, asoladas por la enfermedad. Sólo en la Comunidad de Madrid, se registraron casi 6.000 fallecidos en estos centros. 

"La situación ahora está francamente controlada. Hay muy pocos casos y gran parte de esos casos que acuden a los hospitales desde las residencias son pacientes que van con PCR previas y por complicaciones diferentes de la infección por coronavirus. Ojalá seamos capaces de mantener esta situación durante los próximos meses", señala Antonio Zapatero a este digital. 

Un estudio de seroprevalencia en residencias

Por lo pronto, explica el viceconsejero, la Comunidad de Madrid va a poner en marcha en los próximos días un estudio de seroprevalencia que permitirá contar con un mapa de los más de 50.000 residentes y 20.000 profesionales de los centros socio-sanitarios, tanto públicos como privados, de la región. 

"Es un estudio complejo", indica Zapatero. En la muestra se emplearán las técnicas de quimioluminiscencia para la detección de IGG, o la técnica de PCR para los casos indicados. La prueba volverá a repetirse en tres o cuatro meses, informan desde la Consejería. El estudio viene a ampliar otro sobre la inmunidad frente a la covid-19 de mayores y trabajadores de residencias realizado en 13 residencias del área de influencia del Hospital Gregorio Marañón.

"La información que tenemos según ese estudio es que entre el 50% y el 70% de los residentes de algunos centros de Madrid han pasado la infección, lo cual son cifras realmente importantes porque el estudio Ministerio de Sanidad sitúa la media nacional en torno al 5 %", señala el viceconsejero en alusión a los resultados preliminares del estudio de seroprevalencia que está llevando a cabo el departamento que dirige Salvador Illa para lograr la 'foto' de la realidad de la pandemia en nuestro país. El estudio indica que sólo el 5 % de  los españoles tienen anticuerpos frente al virus.

De ahí, que considere "muy importante" la muestra. "Lo es, además,  por otro motivo, puramente clínico, y es el hecho de que, según avanza el conocimiento sobre la enfermedad, nos estamos dando cuenta de que la PCR puede dar positivo hasta 70 días después de la infección", explica.

Las PCR de "larga evolución"

Añade que lo que les trasladan los especialistas en microbiología es "que lo que se encuentran son restos de material del (genoma) RNA del virus, pero que no tiene probablemente ninguna capacidad infectiva. Y de hecho, se puede dar la circunstancia de que haya pacientes con PCR positiva e IGG positiva. Eso es muy importante porque consideramos que el paciente con esa PCR de larga evolución, junto con IGG positiva, es un paciente que no es infeccioso y eso a la hora de organizar un brote o una infección en una residencia nos da mucha información".

Cuando se le pregunta por los positivos asintomáticos, el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 es contundente: "Esta infección no nos da ninguna noticia buena. Una de las grandes pegas en el periodo pre-sintomático es la carga viral que existe", por eso la recomendación reiterada de distancia social, señala, que se ha demostrado que previene hasta el 80 % de contagios, y la mascarilla.

El futuro hospital de pandemias

Zapatero también habla del Hospital de Emergencias anunciado por la Comunidad de Madrid y que se construirá en Valdebebas. Indica que lo que se está haciendo es seguir una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aconseja "a todos los estados que nos pongamos en lo peor; aunque pueda parecer pesimista, después de lo que ha pasado, nos viene bien para saber que se debe hacer todo lo que se pueda para evitar posibles rebrotes". 

El futuro hospital aportará  hasta 1.000 nuevas camas y supondrá una inversión de alrededor de 50 millones de euros. Los sindicatos han cuestionado su apertura y utilidad. "Lo que se va a hacer es reproducir el modelo de IFEMA, que conozco bien porque fui su director. Allí mostramos la capacidad de atender a 4.000 pacientes en cinco semanas con muy buenos resultados clínicos. Ese nuevo hospital nos permitiría, además de aumentar la capacidad de camas, conseguir que queden zonas en otros hospitales libres de covid y donde se puedan hacer otras actividades", avanza.

El papel de la atención primaria en la pandemia 

¿Cómo se dotará de personal? pregunta Vozpópuli. "Hay que pensarlo despacio", responde Antonio Zapatero quien alude a la experiencia "exitosa y novedosa" de IFEMA donde, recuerda, "trabajaron juntos, por primera vez, cuatro niveles asistenciales (Atención Primaria, hospitalaria SUMMA 112 y SAMUR) y creo que resultó muy bien. Para el nuevo hospital, hay que ver cómo funciona todo".

Evidentemente, reseña el viceconsejero, Atención Primaria tiene "un papel esencial en el manejo de pacientes con coronavirus. Habrá que ver también cómo se diseña un plan funcional en función de la situación epidemiológica en ese momento", agrega en relación al futuro centro sanitario que abriría sus puertas el próximo otoño.  

"Atención Primaria trabajó de forma excelente"

Precisamente unas declaraciones del viceconsejero de Salud Pública en torno al papel de los profesionales de Primaria durante la pandemia -recogidas por eldiario.es- le ha valido un buen rapapolvo por parte de los sindicatos sanitarios. Zapatero indicaba que "la inmensa mayoría" de centros de salud estuvieron cerrados durante la epidemia ya que no podían atender a pacientes por la situación.

"Quizá no me expresé bien. Yo lo que dije, cuando se me preguntó sobre IFEMA y Primaria, es que Atención Primaria había hecho una labor excelente y que había algunos centros cerrados, no todos. Es más, seguían con su actividad de una forma estupenda para atender a los pacientes con covid-19 en los centros de salud", aclara Zapatero.  "A lo mejor lo dije mal y, si es así, lamento la interpretación que se ha hecho. Probablemente no estuve demasiado claro en esa manifestación. Atención Primaria en Madrid no se cerró, siguió trabajando de forma excelente", zanja. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba